Adaptaciones del entrenamiento excéntrico para nuestros cuerpos

Adaptaciones del entrenamiento excéntrico para nuestros cuerpos

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

Hola PMF’s! hoy queremos compartir con vosotros las adaptaciones fisiológicas que supone para nuestro organismo el trabajo excéntrico explicado anteriormente, para algunos no es importante saber las consecuencias de los entrenos para el organismo personal, en cambio para otros y sobretodo para los profesionales, saber las reacciones que un impacto generado por un entreno, causa en el sujeto es importante para poder apreciar los cambios y alteraciones que estos entrenos producen en él.

 

Las adaptaciones que este tipo de entrenamiento genera en nuestro organismo son las siguientes:

 

Neuronales: Aumento de coordinación neuromuscular entre estímulo y respuesta. Esto produce un acortamiento del tiempo de reacción entre la orden que nuestro cuerpo genera y el acto que vamos a realizar a continuación, consiguiendo así una acción más eficaz y rápida.

 

Mecánico: Mediante trabajo desconocido o no habituado, el estímulo nuevo hace unos nuevos vínculos o patrones motores, aumentando así la contracción de fibras a la hora de realizar las acciones. A mayor número de sarcómeros contraídos la acción es más eficaz e intensa, consiguiendo así mayor fuerza y estabilidad en la acción.
Celular: mediante el trabajo excéntrico encontramos un incremento más rápido en las síntesis de proteínas musculares comparado con el trabajo concéntrico.
Para concluir, añadimos que también hay numerosos estudios que demuestran un aumento en la rehabilitación de lesiones tendinosas y su eficacia en estos tratamientos como bien nos describe Sodernan.

 

Mediante la contracción excéntrica hay un aumento de la tensión tendinosa. Dando mayor estabilidad a la articulación.

 

Hay un efecto del estiramiento en el alargamiento de la unión musculo-tendinosa y en la reducción de la movilidad articular.

 

Alteración en la percepción del dolor proveniente del tendón. Aumentando el umbral doloroso del sujeto a la hora de realizar acciones o en la fase post-ejercicio, dando así menos problemas para realizar actividad física.

 

Recordamos para finalizar que lo que hace fuerte a una articulación es la musculatura que acompaña a dicha estructura y todo el sistema de fijación que lo acompaña como son tendones, fibras, ligamentos y musculatura fijadora. Espero que os haya gustado! Un saludo a [email protected]!

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

David de Gracia Morales

David de Gracia MoralesMi nombre es David de Gracia Morales, soy graduado y con máster en ciencias del deporte, la actividad física y el rendimiento deportivo, soy preparador físico, quiromasajista y especialista en la readaptación de lesiones y prevención de ellas como pilar del rendimiento deportivo, basándome en la fuerza. La lucha libre olímpica y el rugby son mi pasión. Siempre pienso en lo mismo “Si no te lesionas o lo evitas, podrás rendir al máximo de tu estado cada día, si te lesionas, ni siquiera podrás rendir.”

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR David de Gracia Morales