El Ajo (Allium Sativum)

El Ajo (Allium Sativum)

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

El ajo es un vegetal popular en el ámbito gastronómico por su característico sabor umami y también por sus diversas aplicaciones medicinales. Pertenece a la familia de las Liliáceas, entre las que también se encuentra la cebolla, el espárrago o el puerro.

 

El sabor umami es uno de los cinco sabores conocidos (dulce, salado, amargo, agrio y umami), su nombre no es muy popular pero todos lo conocemos muy bien, su efecto suele ser muy agradable y condimenta nuestras comidas.

 

Su olor característico se debe principalmente a la alicina, un ingrediente activo del ajo que se descompone en compuestos sulfurosos.
 

Para garantizar la máxima producción de alicina el ajo se debe triturar, rebanar o masticar. Cocinar el ajo mediante distintos métodos de cocción, como saltearlos en la sartén, también colabora a que se produzca una mayor liberación de alicina. Por el contrario, cocinar el ajo en el microondas no ayudará a la obtención de estos beneficios.

 

Hay diversas formas nutricionalmente saludables de consumirlo: ajo fresco o crudo, ajo envejecido, aceite de ajo o ajo en polvo. Todas ellas nos ofrecen las cualidades del ajo y se adaptan a casi cualquier plato que cocinemos.

 

Nutricionalmente hablando, el ajo nos aporta micronutrientes muy importantes como vitaminas del grupo B, principalmente la vitamina B6 y vitamina C, teniendo un contenido energético muy bajo, de tan solo unas 4 kcal por cada diente de ajo.

 
ajo 1

Una variante del ajo blanco común, es el ajo negro o ajo japonés, el cual tiene una textura más blanda y una mayor concentración de algunos nutrientes como la vitamina C. Además, nos ofrece un aminograma completo dado que dispone de todos los aminoácidos esenciales.

 
 

Propiedades del ajo:

 
ajo 2

El ajo es conocido principalmente por su poder antioxidante pero en realidad solamente es uno de muchos los beneficios que nos ofrece.

 

Es un importante protector cardiovascular ya que mejora de la elasticidad de la aorta, la relajación de los vasos sanguíneos y la reducción de la presión arterial. También es antiplaquetario y, al mismo tiempo reduce la cantidad de colesterol LDL, lo que supone una mejora del perfil lipídico y contribuye de forma directa en la salud del corazón.

 

Existen evidencias de que el ajo cierto efecto sobre la glucosa en sangre, es decir, tiene cabida el uso clínico para controlar la glucemia, especialmente en personas diabéticas.

 

Además, múltiples estudios señalan que el ajo contribuye a un aumento de la vitalidad así como un potencial efecto anticancerígeno. Por si fuera poco, hay indicios de que el ajo podría tener un papel significativo en la salud hepática y en el tratamiento de infecciones.

 

Para una buena conservación, es importante que se guarde en lugares frescos, secos y alejados de la luz solar directa.

 

En dosis muy altas el ajo puede ser tóxico, sobre todo si se consume en forma de aceite o extracto, por lo que se recomienda siempre seguir las dosis diarias recomendadas y también se debe tener especial precaución si está suplementado ya que es más sencillo llegar a la dosis perjudicial que consumiendo directamente el ajo.

 
 

Producto recomendado:

 
condimento-biocop-ajo-1520605587
 
 

Bibliografia:

 

The Journal of Nutrition. Volumen 131 (3). Marzo de 2001. Disponible en: https://academic.oup.com/jn/article/131/3/955S/4687054
 

Kamal Patel. Examine. 3 de octubre de 2019. Disponible en: https://examine.com/supplements/garlic/
 

Ried K, Toben C, Fakler P. Effect of garlic on serum lipids: an updated meta-analysis. PubMed. Marzo de 2013. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23590705
 

Steiner M, Khan AH, Holbert D, Lin RI. A double-blind crossover study in moderately hypercholesterolemic men that compared the effect of aged garlic extract and placebo administration on blood lipids. PubMed. Diciembre 1996. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8942410
 

Breithaupt-Grögler K1, Ling M, Boudoulas H, Belz GG. Protective effect of chronic garlic intake on elastic properties of aorta in the elderly. PubMed. 1997. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9355906
 

Chia-Wen Tsaia, Haw-Wen Chen, Le-Yen Sheen , Chong-Kue Lii. Garlic: Health benefits and actions. Volumen 2 (1). Mayo 2012. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2211802011000374
 

Ciara McCabe Edmund T. Rolls. European Journal of Neuroscience. Umami: a delicious flavor formed by convergence of taste and olfactory pathways in the human brain. Abril 2007. Disponible en: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/j.1460-9568.2007.05445.x
 
 

¡Si te gustó, comparte!
 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Álvaro Prat Roch

Álvaro Prat RochSoy un estudiante universitario de nutrición, técnico fitness de sala y entrenador personal certificado por ANEF. Me fascina el mundo de la alimentación, la cocina y la nutrición enfocada al rendimiento Deportivo. Mi mayor pasión junto con la nutrición, es el deporte y aunque he practicado muchos diferentes, actualmente entreno enfocado a la hipertrofia.

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Álvaro Prat Roch