Almidón resistente, qué es, cómo se produce y qué provoca

Almidón resistente, qué es, cómo se produce y qué provoca

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

Normalmente, cuando en una etiqueta nutricional aparece la palabra almidón hace referencia a un tipo de carbohidrato de sencilla digestión que es fácilmente convertible en glucosa. Sin embargo, existe una forma de almidón llamada almidón resistente, que como su nombre indica, es resistente a la digestión.

 

En este artículo hablaremos sobre el almidón resistente, explicando brevemente qué es, qué factores provocan su aparición y cómo afecta este a la salud de las personas.

 
 

¿Qué es el almidón resistente y cómo se produce?

 
Captura

El almidón resistente es un tipo de almidón que presenta una estructura molecular que impide que nuestras enzimas digestivas puedan digerirlo, por lo que viaja por el aparato digestivo hasta llegar a los intestinos sin poder ser metabolizado y aprovechado como nutriente.

 

El almidón resistente se puede encontrar de forma natural en algunos alimentos crudos como es el caso de la patata, debido a su alto contenido en amilosa, o ser originado mediante un proceso de cocción a altas temperaturas y un posterior refrigerado, como ocurre con el arroz hervido cuando lo dejamos en la nevera unos días. Cuantos más días esté el arroz en la nevera después de ser cocido, mayor será la conversión de almidón a almidón resistente. Los alimentos que lo contienen de forma natural, al cocerlos se reduce hasta el 95% las cantidades de almidón resistente.

 
 

¿Dónde se puede encontrar el almidón resistente?

 

El almidón resistente se obtiene en su mayoría de alimentos como son la patata y la yuca, el plátano verde o plátano macho, lentejas, guisantes y por último algunos cereales como el arroz o la avena. El alimento que más cantidad del mismo puede llegar a tener es la patata.
 
 

Importante diferenciar entre prebiótico y probiótico:

 

Los probióticos son un conjunto de bacterias vivas con propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Estos, normalmente están presentes dentro de los alimentos, ya sea de forma natural, o añadidos posteriormente. Su principal función es la de llegar al intestino delgado, para colonizar la microbiota intestinal y facilitarnos los procesos digestivos y metabólicos. Sin embargo, muchas veces no surgen el efecto que se busca en ellos, ya que mueren por el camino hasta llegar al intestino grueso debido a que la diferencia de PH en el estómago, factor que promueve que una gran parte no llegue para mejorar nuestra flora intestinal.

 

En cambio, los prebióticos son substancias indigeribles que viajan por todo el sistema digestivo sin poder ser digerido y llegan a los intestinos, donde sirven de alimento para la fermentación de la microbiota intestinal, potenciando así su crecimiento. El almidón, después de sufrir el cambio molecular y transformarse en almidón resistente actúa como una de estas substancias indigeribles por lo que mejora la salud de la microbiota.

 
 

¿Es peligroso para la salud?

 
Captura

Hasta la fecha, el consumo de alimentos cocinados que tienen almidón resistente, no se ha vinculado a ningún efecto perjudicial para nuestra salud. Un consumo frecuente puede provocar leves molestias intestinales y meteorismo producido por la fermentación en el intestino de este almidón, de mismo modo que ocurre con alimentos altos en fibra.

 

El principal inconveniente del almidón resistente es la pérdida de los carbohidratos presentes en ese alimento. La parte de almidón que cambia su forma molecular y se vuelve indigerible, no la podemos metabolizar, perdiendo así parte de los carbohidratos de ese alimento.

 
 

Beneficios del almidón resistente:

 

  • Es un prebiótico de los más potentes que existen. El almidón resistente ha demostrado mejorar la salud de la microbiota intestinal.

  •  

  • Mejora la salud intestinal, ya que mejora la integridad de la mucosa de nuestro intestino y el sistema inmunológico. También reduce la permeabilidad intestinal, previene que ciertas endotoxinas traspasen la barrera intestinal y mejora la absorción de magnesio.

  •  

  • Mejora los niveles de azúcar en sangre: El almidón resistente ha demostrado reducir los niveles de glucosa en sangre y también mejora la sensibilidad a la insulina. Siendo un alimento especialmente útil para diabéticos.

  •  

  • Mejora los perfiles lipídicos en sangre: Cuando se fermenta, produce una serie de ácidos grasos de cadena corta, que ayudan a mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.

 
 

¡Si te gustó, comparte!

 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Pau Garcia López

Pau Garcia LópezMi nombre es Pau Garcia López. Siento un gran interés por el mundo de la nutrición y en especial, por los efectos de los alimentos en nuestro organismo. Estudié el grado superior de dietética y al terminarlo me uní a la comunidad de BePMF, de la cual, actualmente formo parte. Me considero una persona que le gusta estar enterado de las últimas noticias, investigaciones y estudios sobre este campo. Y siempre con la idea: Si eres lo que comes, ¿qué te gustaría ser?

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Pau Garcia López