Estrategias de la industria alimentaria para la venta de productos poco saludables

Estrategias de la industria alimentaria para la venta de productos poco saludables

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

La industria alimentaria y su gran marketing está ocasionando problemas en la nutrición humana. Aumentando de forma desorbitada la obesidad en niños y adultos. Pero lo que se va a exponer en este artículo, es el marketing en los productos infantiles.
 
Son muchas las estrategias creadas por la industria alimentaria, entre ellas la investigación patrocinada, un arma muy utilizada. El fin de esta práctica es utilizar la ciencia de forma beneficiosa en su línea de productos. Tanto es así, que la industria enmascara la información importante de los productos poco saludables con un marketing perfecto.
 
Solo hay que ir al supermercado, hay toda una variedad de productos enfocados al público infantil que contiene en su envoltorio mensajes tales como “Rico en hierro”, “fuente de vitamina C”, “el doble de leche y calcio” “7 vitaminas” “fuente de fibra”.
 
Captura
O productos avalados por alguna asociación de médicos o pediatras, además del bombardeo de publicidad televisiva, donde publicitan alimentos enfocados a los más pequeños dando a entender que si se les da esos productos tendrán más vitalidad, serán más felices, más listos o incluso crecerán más rápido.
 
Los avales científicos, esos expuestos en una parte de los productos infantiles por médicos o pediatras, son de dudosa fiabilidad.
 
La autoridad europea de seguridad alimentaria (EFSA) reguló dichas prácticas:
 

Artículo 12: Restricciones en el uso de determinadas propiedades saludables.
 
No se autorizarán las siguientes declaraciones de propiedades saludables:
 
a) Las declaraciones que sugieran que la salud podría verse afectada si no se consume el alimento de que se trate;
 
b) Las declaraciones que hagan referencia al ritmo o la magnitud de la pérdida de peso;
 
c) Las declaraciones que hagan referencia a recomendaciones de médicos individuales u otros profesionales de la salud y otras asociaciones no mencionadas en el artículo 11.

 

(http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=celex%3A32006R1924)

 

Impidiendo de esa forma que asociaciones y médicos con ánimo de lucro recomienden productos con dudosos beneficios. Pero la legislación española, permite que lo hagan asociaciones, corporaciones, fundaciones o instituciones sin ánimo de lucro. Creando un vacío legal.
 

Ley 17/2011, de 5 de julio:
4. Solo se permitirá la utilización de avales de asociaciones, corporaciones, fundaciones o instituciones, relacionadas con la salud y la nutrición en la publicidad o promoción directa o indirecta de alimentos, cuando:
 
a) Se trate de organizaciones sin ánimo de lucro.
 
b) Se comprometan, por escrito, a utilizar los recursos económicos, obtenidos con esta colaboración en actividades que favorezcan la salud, a través de la investigación, desarrollo y divulgación especializada en el ámbito de la nutrición y la salud.
 
(https://www.boe.es/buscar/pdf/2011/BOE-A-2011-11604-consolidado.pdf)

 

Ese vacío legal no ve mal la alianza entre la industria de alimentos infantiles y asociaciones, y no resulta extraño encontrarnos con el patrocinio de becas y premios por parte de la industria en dichas asociaciones, cada cual que llegue a sus conclusiones.

 
Sin-título-10
 

Premios y Becas de la Asociación Española de Pediatría:

 

  • 05/03/2017. 1ª Beca de Nutrición Dinosaurus-Artiach sobre un proyecto de nutrición en edad pediátrica. Captura
     
    La Asociación Española de Pediatría convoca una BECA dotada con 8.000,00 € patrocinada por DINOSAURUS-ARTIACH. El plazo de presentación finaliza el 31 de marzo de 2017.
  •  

  • 29/03/2015. Beca para el desarrollo del programa social de la FEP patrocinada por Kellogg Company Fund.
     
    Se convoca una beca para el desarrollo de proyectos contra la desnutricion infantil, patrocinada por Kellogg Company Fund. El plazo de presentación finaliza el 15 de mayo de 2015.
  •  

  • 05/12/2014. Fomento de estímulo a la investigación Ordesa sobre un proyecto en prevención de la obesidad infantil 2015.
     
    La Asociación Española de Pediatría convoca una ayuda económica dotada con 12.000 € patrocinada por los Laboratorios Ordesa. El plazo de presentación concluye el 31 de enero de 2015.
  •  

  • 05/12/2014. Ayuda a la Investigación en Nutrición HERO 2015.
     
    La Asociación Española de Pediatría convoca una ayuda económica dotada con 18.000,00 € patrocinada por el Instituto de Nutrición Infantil Hero, HERO España, S.A. El plazo de presentación finaliza el 31 de enero de 2015.
  •  
    (información obtenida en la Asociación Española de Pediatría) http://www.aeped.es/
     

Lógicamente, los padres siempre quieren lo mejor para sus hijos, pero no todos entienden sobre nutrición y ven en ese “sano” reclamo una buena opción para la alimentación de sus hijos.
 
Un reciente estudio de la escuela de salud pública indica que el 80% de los productos comestibles para niños que contienen este tipo de reclamo no son nada beneficiosos para los menores, todo lo contrario. Sus bajas cualidades nutritivas y alto contenido en azucares, grasas trans, sal y otros ingredientes poco saludables, los hacen más bien perjudiciales.
 
Otra estrategia de marketing es el factor fastidio en la publicidad de alimentos infantiles. ¿Que qué es el factor fastidio?, seguro que todos los padres habéis sufrido una rabieta de vuestro hijo, esa es una técnica de marketing que no falla, y se utiliza en aquellos productos que un padre o madre nunca compraría para su hijo, comida basura o poco nutritiva.
 
Un anuncio pude influir en las emociones del menor, y el marketing de este tipo de productos ofrece regalos o colecciones, creando a los más pequeños una gran dependencia a ellos. ¿Qué padre no se siente mal negando un juguete a su hijo? Sin duda, esta técnica es imparable; los juguetes, los personajes de dibujos animados o de series infantiles y los casi 8.000 impactos publicitarios anuales que dicen a los niños que ingieran ese tipo de productos, generan un gran deseo para ellos. Ese deseo por parte de los niños genera insistencia, y esa insistencia es la llamada “factor fastidio” que en marketing también lo llaman “nag factor” o “factor incordio” y hace que los padres tras esa insistencia, le compren ese tipo de producto, poco nutritivo, alto en azúcar, grasas trans, sal, y otros ingredientes poco saludables.

 
Captura

Padres y madres, que no os engañen. Esas vitaminas, minerales y nutrientes que destacan en esos “alimentos” infantiles ya están presentes en una dieta equilibrada. Lo mejor, por tanto, es dar a nuestros hijos alimentos variados, sanos, frescos y poco procesados. Y, sobre todo, alimentarnos nosotros, los padres y madres, de la misma manera, educando a nuestros hijos para que tengan una alimentación saludable.
 
Espero que toméis nota y miréis bien lo que le compráis a vuestros hijos, por el bien de ellos.

 
 

¡Si te gustó, comparte!
 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Dani Perez

Dani PerezMi nombre es Dani, soy entrenador personal y especialista en nutrición deportiva. Pertenezco a la comunidad PMF desde el año 2012, desempeño junto a mis compañeros una función muy importante, que es ayudar a nuestros clientes a lograr su objetivo sea cual sea. Desde temprana edad el ejercicio físico y el deporte a pertenecido a mi rutina diaria. He practicado artes marciales durante 21 años, y entreno a diario en sala de fitness.

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Dani Perez