Ayuno intermitente (2ª parte)

Ayuno intermitente (2ª parte)

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

Contextualización:

 
En el pasado artículo os presentamos qué es el ayuno intermitente y los beneficios de introducirlos a vuestro día a día. Pues bien, a continuación os explicaremos los diferentes tipos que hay para que podáis escoger el que más se adecue a vosotros.
 

Formas de hacer un ayuno intermitente:

 
Existen seis formas de hacer un ayuno intermitente que te pueden servir para tu día a día:
 
Método 16/8: si sumamos estos dos números forman las 24h del día por lo que trata de hacer la ingesta de los alimentos durante 8h al día y las 16h restantes no tomas nada de alimentos. Una forma muy sencilla es saltarte el desayuno; no obstante sí se podría tomar un café, una infusión, un zumo verde licuado con bajo índice glucémico, de manera que si la cena anterior fue alrededor de las 20:00-21:00h la siguiente ingesta no sería hasta la hora de comer del día siguiente 13:00h o 14:00h y la siguiente volvería a ser la cena.
 
Método eat-stop-eat: éste trata de comer por la mañana, al mediodía no comer o tomar algún zumo licuado, café o té, y hasta la noche no volver a comer. Éste es parecido al anterior pero no hay tantas horas de espera entre una ingesta y la otra.
 
La dieta del guerrero (warrior diet): en ella se hace 20h sin comer (infraalimentación) y 4h donde sí se hace la comida pertinente en la que se introduce todos los macronutrientes necesarios haciendo, de esta manera, una sobrealimentación. El mayor divulgador de este método es Ori Hofmakler.
 
Método 24h: este método es más extenso y consiste en hacer un ayuno de 24h, es decir, un día completo de no comer. Para este caso recomiendo que no realicéis un ayuno totalmente seco sin ingerir nada, sino que sustituyáis vuestras comidas principales por algún tipo de alimentación líquida que favorezca tener un mínimo de nutrientes que te permitan afrontar todo el día como el caso de licuados donde haya más verduras que frutas. Todo esto pudiéndose combinar con cafés, infusiones o tés. Este método otorga a nuestros órganos digestivos un descanso y que nuestro cuerpo se restablezca. Puede hacerse una vez por semana sin ningún tipo de problema.
 
Método 5:2: esta numeración hace referencia a los 7 días de la semana (5+2) por lo que se realizaría 5 días normales, entendiendo por normal una dieta equilibrada y saludable, y 2 días de ayuno que pueden ser continuos o alternados (por ejemplo: martes y viernes) y que, como en el método anterior, pueden introducirse ingestas líquidas.
 
Ayuno de días alternados: en este caso se hace referencia a combinar días de ingesta calórica con días de ayuno, por lo que se alternará días con dietas sin restricción con días donde se hace un ayuno completo.
 
Finalmente destacar que cuando hacemos un ayuno intermitente es importante saber qué vamos a ingerir en los momentos en los que sí podamos comer ya que en estas comidas se deberán introducir todos los macronutrientes: hidratos de carbono, proteínas y grasas.

 

Bibliografía

 
Antoni, R., Johnston, KL., Collins, AL., & Robertson, MD. (2017). Effects of intermittent fasting on glucose and lipid metabolism. Proceedings of the Nutrition Society. DOI: 10.1017/S0029665116002986
 
Halagappa, VK., et al (2007). Intermittent fasting and caloric restriction ameliorate age-related behavioral deficits in the triple-transgenic mouse model of Alzheimer’s disease. Neurobiology of Disease, 26(1): 212-220.
 
Halberg, N., Henriksen, M., Söderhamn, N., Stallknecht, B., Ploug, T., Schjerling, P., & Dela, F. (2005). Effect of intermittent fasting and refeeding on insulin action in healthy men. Journal of Applied Physiology 99(6):2128-36.
 
Harvie, M., et al (2011). The effects of intermittent or continuous energy restriction on weight loss and metabolic disease risk markers: a randomised trial in young overweight women. International Journal of Obesity: Author Manuscript, 35(5): 714-727.
 
Horne, BD., Muhlestein, JB., & Anderson, JL. (2015). Health effects of intermittent fasting: hormesis or harm? A systematic review. American Journal of Clinical Nutrition 102(2):464-70.
 
Liaoliao, L., Zhi, W., & Zhiyi, Z. (2013). Chronic Intermittent Fasting Improves Cognitive Functions and Brain Structures in Mice. Peer-Reviewed, Open Access Journal. Intermittent Fasting, Obesity & Cognition, 8(6): 660-669.
 
Johnson, J., et al (2007). Alternate Day Calorie Restriction Improves Clinical Findings and Reduces Markers of Oxidative Stress and Inflammation in Overweight Adults with Moderate Asthma. Free Radical Biology and Medicine 42(5): 665–674.
 
Klempel, MC., Kroeger, CM., & Varady, KA. (2013). Alternate day fasting increases LDL particle size independently of dietary fat content in obese humans. European Journal of Clinical Nutrition 67(7):783-5.
 
Mattson, MP., Longo, VD., & Harvie, M. (2016). Impact of intermittent fasting on health and disease processes. Ageing Research Reviews 1568-1637(16)30251-3.
 
Tinsley, GM., & La Bounty, PM. (2015). Effects of intermittent fasting on body composition and clinical health markers in humans. Nutrition Reviews 73(10): 661-674.
 
Safdie, FM., Dorff, T., Quinn, D., Fontana, L., Wei, M., Lee, C., Cohen, P., & Longo, V. (2009). Fasting and cancer treatment in humans: A case series report. Open Access Impact Journal on Aging 1(12): 988–1007.
 
Stipp, D., et al (2013). How Intermittent Fasting Might Help You Live a Longer and Healthier Life. Scientific American.
 
Varady, KA. (2016). Impact of intermittent fasting on glucose homeostasis. Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic Care 19(4):300–302.

 
 

¡Si te gustó, comparte!
 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Edgar Barrionuevo

Edgar BarrionuevoMi nombre es Edgar Barrionuevo, divulgador, formador y escritor en relación al ejercicio físico, las terapias naturales, y la nutrición. Soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y Deporte, doble Postgraduado en Nutrición y Master en Desarrollo Personal y Liderazgo. He participado como formador en la Universidad de Barcelona y en la escuela de Grado Superior en dietética Roger de Lluria. En el 2007 fundé mi propio centro CORPORE STUDIO, donde desarrollo mi labor como entrenador y asesoramos a las personas que quieren cuidarse, comer y sentirse mejor.

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Edgar Barrionuevo

Escríbe Un Comentario

Doce + catorce =