Cómo NO engordar en Navidad

Cómo NO engordar en Navidad

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

Aquí tenemos el primer artículo referido a las Navidades, dónde entre los consejos que te da nuestro colaborador Jordi Gamon destacamos 2: no abandones el entrenamiento y se cuidadoso con la alimentación, sin prohibiciones.

Se acerca la Navidad y un año más nos encontramos con el mismo problema. ¿Qué podemos hacer para no engordar durante la Navidad?

Durante estas fechas no dejan de aparecer tentaciones y excesos alimentarios que nos descuadran la dieta y hacen que nuestro cuerpo gane peso en forma de grasa sin poder hacer nada. Es inevitable asistir a las comidas familiares y cumplir en la mesa para que no sobre comida y no hacerles un feo a los cocineros, que han puesto todo su empeño para que disfrutemos de un buen manjar. Por eso, lo primero que hemos de hacer es asumir que las comidas están ahí, no van a desaparecer y limitarnos a ellas va a ser casi imposible, así que tendremos que buscar otras formas para que todas las calorías que comemos de más no se amontonen en nuestro cuerpo aumentando la grasa.

Entonces… ¿Qué podemos hacer para no llorar sobre la báscula cuando acaben las fiestas de Navidad?

Lo primero que debemos hacer es olvidarnos de los remordimientos durante las comidas familiares y comer lo que nos apetezca, que hay pocos días con comidas y cenas tan especiales durante el año para no disfrutarlos como Dios manda. A partir de ahí, lo que sí que podemos variar son nuestras costumbres alimentarias y sedentarias el resto de días, que van a ser las claves para que cuando acaben las Navidades podamos estar igual que cuando las empezamos.

Empezando por nuestra actividad cotidiana, si durante el resto del año vamos al gimnasio o nos gusta practicar algún deporte es importante que no dejemos de hacerlo o que los sustituyamos por alguna otra actividad física que sea de nuestro agrado. Y por actividad también podemos entender ir a patinar, esquiar, quedar para jugar a pádel, hacer salidas o visitas turísticas con la família o los amigos,… que además de gastar calorías mejorarán nuestra vida social y nos mantendrán distraídos pasándolo bien.

Lo esencial es no acabar en el sofá durante los días de vacaciones para que las calorías que comemos no se acumulen en forma de grasa más de la cuenta y luego tengamos que sacrificarnos para quemarla.

Durante las fiestas de Navidad hay algunas claves que cobrarán especial importancia para mantener nuestro cuerpo en las mismas condiciones y con un peso parecido al de antes de comenzar las fiestas.

          1. La primera clave es COMPENSAR LOS EXCESOS. Los días en que no celebramos nada y no tenemos ninguna comida familiar hemos de aprovechar para compensar comiendo menos cantidad y menos calorías y equilibrar los excesos que hacemos en los festivos. Representa un pequeño sacrificio que no tenemos por qué hacerlo todos los días, únicamente los días cercanos a las fechas claves ya podría suponer el balance suficiente.

          2. En segundo lugar, limitar los DULCES Y POSTRES NAVIDEÑOS. Otro motivo por el que ganamos peso con facilidad en estas fiestas son los dulces típicos de la Navidad. No tenemos por qué prohibirlos, pero sí que debemos vigilar qué cantidad comemos para que no sean un exceso, ya que aumentan las calorías de la dieta con facilidad y con el paso de los días acaban siendo una complicación para mantener nuestro peso.

          3. Controlar el ALCOHOL. Las bebidas alcohólicas van cargadas de calorías vacías que también favorecen al aumento de la grasa. Por eso es importante que si decidimos beber, lo hagamos con moderación y en los días que sea oportuno, para que la copa de vino, de cerveza o de sidra no pase de ser beneficiosa a ser una dificultad para poder mantener nuestra línea.

Aprovechar las ocasiones en que nos toque ser anfitriones o comamos en casa para preparar comidas que no sean hipercalóricas, con canapés que no sean muy contundentes, aprovechar para hacer ensaladas que nos ayudarán a saciarnos con más facilidad y no abusar de las comidas altas en carbohidratos, que luego tendremos que quemar para que no se acumulen en los depósitos grasos.

Y si con esto no fuera suficiente, podríamos reforzar aquellos hábitos que se consideran sanos y que también los podemos realizar durante el resto del año para mantener nuestra línea, como el consumo de alimentos saludables, comer las mínimas grasas saturadas y refrescos azucarados, utilizar formas de cocción más saludables como la plancha o al horno y no exceder las cantidades para no sobrepasar las calorías que necesita nuestro cuerpo para mantenerse en forma.

Siguiendo estas pautas ya no habrá que pedirle a los Reyes Magos ningún Fat Burner ni Hydroxycut para perder la grasa que hemos ganado y podremos seguir con nuestro ritmo de vida y de entrenos con normalidad.

¡Felices fiestas y que mantengáis vuestro peso!

báscula

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Jordi Gamon

Jordi GamonHola amigos, soy Jordi vuestro nutricionista que os podrá ayudar a resolver vuestras dudas y os podrá dar algunos consejos sobre alimentación y beneficios de los alimentos. Tengo 25 años y soy una persona muy vinculada al mundo de la nutrición y del deporte, dos de los aspectos que considero más importantes para poder gozar de una buena salud y una calidad de vida óptima. Recordad siempre que para llevar unos correctos hábitos alimentarios vuestra dieta debe de ser equilibrada, variada y adecuada a vuestras necesidades según vuestro ritmo de vida. Un saludo a todos y espero poder seros de gran ayuda!

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Jordi Gamon