¿Cómo tiene que ser mi alimentación para afrontar un Ironman?

¿Cómo tiene que ser mi alimentación para afrontar un Ironman?

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

Cuando hablamos de pruebas o competiciones de las más duras a muchos de nosotros nos viene a la mente el Ironman. Para aquellos que no saben de lo que se trata es una competición que nace a finales de la década de los 70’ y consiste en recorrer 3000m nadando, 180km en bicicleta y correr una maratón, todo esto en el mismo día y seguido, ganando el que lo consigue en el menor tiempo posible.

 

Este tipo de prueba ha ido ganando adeptos y a día de hoy es bastante popular. La mayoría de personas que se presentan únicamente compiten contra la prueba misma, es decir, el objetivo es terminarla antes del tiempo de corte. Como podéis imaginar la preparación es básica para poder lograr ser Finisher (terminarla). Cuando hablamos de preparación nos estamos refiriendo a los entrenamientos y muy importante: la alimentación.

 


 

En los últimos días hemos podido ver y escuchar en los telediarios y redes sociales lo que sucedió en el pasado Ironman de Frankfurt donde un atleta británico falleció por un hiponatremia causado por la falta de sodio. Aprovechamos para dar nuestro pésame a los familiares.

 


 
 

Es importante cuidar nuestro volumen de entrenamientos, minuciosos tenemos que ser también en el cuidado de nuestra alimentación, es por eso que a continuación os daré unos pequeños consejos en cada uno de estos grandes temas, para llegar a un Ironman con un estado inmejorable a nivel de nutrición.

 
 

Durante tus entrenos

 

– No necesitas tener únicamente un hábito saludable en tu alimentación. Debes tener una alimentación acorde a tu consumo calórico diario, ¿Cómo se consigue esto? Comiendo de 5 a 7 veces al día, lo recomendable es que un profesional de la nutrición deportiva te elabore la dieta, esto servirá para que no hayan ni excesos ni déficit de macro y micronutrientes.

 

– Si eres tú mismo quien te elaboras la dieta intenta combinar en cada ingesta carbohidratos como cereales, legumbres y frutas para poder rellenar los depósitos de glucógenos y que no te falte nunca energía. Proteínas en forma de carne, huevos, pescados (importante el pescado azul rico en Omega-3), lácteos. Para que tu cuerpo reciba recursos para arreglar tejidos.

 

 También tiene que estar presentes los frutos secos, alimento rico en grasa saludable y gran fuente energética.

 

Agua, la mala hidratación es una de las principales causas de la fatiga y pérdida de rendimiento. Recomiendo tomar por lo menos 2 litros de agua al día fuera de tus entrenos y acompañarla con una bebida isotónica durante tus entrenos.

 
 

2 Días Previos la carrera

 

– Intenta comer algo más de lo normal. La fruta nos ayuda por su frescor y cantidad de agua, pero tampoco abuses de ella. Añade un ¼ de ración de pasta y arroces en tus platos. Intenta comer algo como un yogurt con avena antes de acostarte, recibirás una buena cantidad de proteina y carbohidrato sin darte cuenta.

 

Hidrátate mucho. Es importante tomar un poco más de agua durante el día previo, sobrecargar las células de agua nos ayudará a retrasar la deshidratación durante la competición, que esta agua este fuera de las comidas principales para que no moleste a su digestión.

 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Dario Sintoni

Dario SintoniLlevo muchos años en el mundo del deporte de resistencia como la bici y en los últimos años también en el running. Para mí el gimnasio es una herramienta como muchas para poder preparar las competiciones, actualmente me estoy preparando para realizar mi primera Triatlón Olímpico, así que si tu objetivo es empezar en este mundo Endurance o mejorar tus marcas puedes contar al 110%, conmigo

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Dario Sintoni