CRUJIRSE LOS HUESOS NO PROVOCA ARTRITIS

CRUJIRSE LOS HUESOS NO PROVOCA ARTRITIS

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

Hoy toca debate, sobre un tema que muchos de vosotros me vais preguntando. Una vez a la semana siempre está esta pregunta en la palestra. ¿Es bueno o no? Crujir nuestras articulaciones, sobretodo manos, cuellos, rodillas, etc.

 

Y, por cierto, para empezar, no provoca ARTRITIS.

 

El origen de ese sonido viene dado de la substancia como líquido sinovial, que es el líquido que hay en el interior de nuestras articulaciones y el cual lubrica nuestras articulaciones y las protege de su desgaste. Este líquido normalmente forma unas burbujas en su interior, que crujiendo nuestras articulaciones lo que hacemos es romper esas burbujas. Importante separar el crujirse las articulaciones 20 minutos entre ellas, ya que es el tiempo que tardan en formarse de nuevo.

 

Se demostró que este sonido, no creaba degeneración después de que la eminencia del Doctor Donald L. Unger (IG Nobel 2009), decidiese investigarlo después de estar 60 años crujiéndose los nudillos de su mano izquierda, un par de veces por día y con la mano derecha no hizo nada. Al acabar su investigación no había indicios ni de artritis ni de ningún desgaste. Más tarde se ha demostrado con multitud de estudios más, pero cal destacar al pionero y maestro sobre el tema.

 

A parte tiene unos beneficios claros y momentáneos, que son desde la relajación y aliviante. Ya que con este gesto también decoaptamos la articulación, haciéndolo más sencillo separamos un extremo de esa articulación de la otra, una técnica conocida en fisioterapia como tracción que nutre el cartílago y lo relaja.

 

Espero que hoy, hayáis aprendido la lección y acordaos de mirar mis artículos en el blog clicando sobre mi usuario más abajo.

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Àlex Yáñez De la Cal

Àlex Yáñez De la CalMi nombre es Àlex Yáñez de la Cal. Soy doctorando e investigador de Ciencias de la actividad física y el deporte en la Universidad Ramón Llull en Barcelona y entrenador personal. También soy nutricionista ortomolecular y psiconeuroendocrinoinmunologo por la Universidad de Barcelona. ¡Querer conmigo es poder!

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Àlex Yáñez De la Cal