Día internacional de la diabetes

Día internacional de la diabetes

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

Hoy, 14 de noviembre, es el día internacional de la Diabetes. Seguramente muchos de nosotros tendremos algún conocido que sufra esta enfermedad ya que la incidencia de la misma sigue en auge.

 

Gracias a los avances en medicina y ciencia, la diabetes es una patología de la cual se tiene mucha información, pero todavía queda mucho camino por recorrer, en especial de cara al tratamiento y prevención de la misma.

 

Es por eso que, en este día tan importante para la enfermedad, desde PonteMASfuerte queremos aportar nuestro granito de arena introduciéndonos un poco en el mundo de la diabetes. En este artículo explicaremos por encima qué es la diabetes y los diferentes tipos que hay. Hablaremos también sobre la incidencia en la población y finalizaremos con métodos para la prevención y tratamiento de la misma.

 
 

Diabetes en números:

 
numeros

Según la OMS, más de 422 millones de adultos de todo el mundo padecen esta enfermedad, lo que corresponde a 1 de cada 11 personas.

 

Además, esta misma organización avisa del problema que supone dicha enfermedad ya que en 2018, la cifra de muertes provocada por la diabetes ya superaba los 1,5 millones. Estas cifras se duplican si añadimos las muertes provocadas por una glucemia elevada, una de las principales características de esta enfermedad.

 

A nivel nacional, en el 2016, la OMS estimó que un 9,4% de la población española padecían la enfermedad, cifras que han ido aumentando hasta la fecha.

 
 

Introducción: ¿Qué pasa cuándo comemos?

 

Para que entendamos como aparece esta enfermedad, debemos saber su base fisiológica. A modo de resumen, y sin entrar en los procesos metabólicos, cuando nosotros comemos, la mayor parte de alimentos que ingerimos contienen azúcares que son transformados por nuestro sistema digestivo en glucosa, la cual es la principal fuente de energía de nuestro cuerpo.

 

Esta glucosa pasa a la sangre para viajar hasta los órganos que la requieran para realizar sus funciones. Paralelamente, el páncreas produce la hormona insulina, y esta hormona es la encargada de que la glucosa, que está viajando por la sangre, entre dentro de las células de aquellos tejidos y órganos para que puedan usarla como fuente de energía.

 
 

Qué es la diabetes?

 
numeros que es

Hay personas cuya producción de insulina es inferior a la media, incluso hay quien no la produce o bien que su insulina no funciona correctamente, es decir, se vuelven resistentes a la insulina. Cuando sucede esto, la glucosa no entra en las células y se queda en la sangre acumulándose en cantidades elevadas, y aquí es donde empieza a aparecer la enfermedad de la diabetes, ya que un exceso de glucosa en sangre prolongado en el tiempo puede causar graves problemas de salud.

 

No obstante, a pesar de que es una enfermedad que a día de hoy no tiene cura, gracias a los avances actuales, una persona con diabetes puede controlar su estado de salud y mantenerse sana.

 
 

Consecuencias de la diabetes:

 

Altos niveles de glucosa en sangre de forma prolongada tienen graves consecuencias para la salud como, por ejemplo:
 

  • Insuficiencia renal

  •  

  • Daño en los vasos sanguíneos que puede terminar incluso en amputación de extremidades.

  •  

  • Accidentes cerebrovasculares.

  •  

  • Ataques cardíacos.

 

Es por eso que poseedores de esta enfermedad deben tener mucho cuidado con el tratamiento de la misma.

 
 

¿Que tipos de diabetes hay?

 
numeros 3

Diabetes tipo 1:

 

Este tipo de diabetes es autoinmune. Lo que les sucede a las personas que la padecen es que su propio sistema inmunitario, erróneamente, reconoce a las células del páncreas que producen insulina como agentes patógenos a destruir y las ataca. Consecuentemente, al haber menos células productoras de insulina, el páncreas produce mucha menos o incluso no produce, dando lugar a un incremento de los niveles de glucosa en sangre. El motivo exacto por el cual el propio sistema inmunitario ataca a las células pancreáticas se desconoce, aunque hay varias hipotesis que están en estudio.

 

Este tipo de diabetes puede aparecer en cualquier persona, pero es más frecuente en personas jóvenes y en niños, condicionándolos a usar insulina todos los días para poder vivir saludablemente. Es un tipo de diabetes que no se puede prevenir, ya que es nuestro cuerpo el que la provoca.

 

Diabetes tipo 2:

 

Es el tipo más común de diabetes, pudiendo aparecer a cualquier edad, aunque es más frecuente en personas adultas. A diferencia de la de tipo 1, no hay una destrucción de células productoras de insulina, sino que el problema radica en que la insulina que producen no es capaz de introducir la glucosa dentro de los tejidos corporales. Es decir, en la diabetes tipo 2, el problema no está en la cantidad de insulina sino en la eficiencia de la misma.

 

Las personas que padecen esta diabetes son llamados pacientes resistentes a la insulina. Por suerte, este tipo de diabetes se puede prevenir, ya que la mayor parte de la incidencia de la misma está relacionada con nuestros hábitos alimenticios.

 

Diabetes gestacional:

 

Este tipo de diabetes solamente afecta a algunas mujeres cuando están embarazadas y suele desaparecer después del parto, debido a que durante el embarazo hay cambios hormonales muy grandes en la mujer y la producción de insulina se puede ver afectada. A pesar de desaparecer, las mujeres que sufren de este tipo de diabetes son más propensas a poder sufrir diabetes de tipo 2 en un futuro.

 
 

Tratamiento de la diabetes:

 
numeros tratamineto

La diabetes, hasta la fecha, no tiene cura definitiva, es decir, no hay un tratamiento que una vez lo finalices, termine por completo con la enfermedad.

 

No obstante, sí que hay tratamiento diario que permite a los poseedores poder realizar una vida activa y poder comer prácticamente de todo. Este tratamiento consiste en la administración de insulina exógena vía subcutánea en dosis adaptadas según la cantidad de glucosa consumida. Es por eso que el poseedor de diabetes debe hacerse controles de la glucemia en sangre diarios para ver que sus niveles de glucosa en sangre están dentro de los parámetros considerados normales.

 

La dosis de insulina administrada es muy importante ya que, en caso que sea excesiva, se producirá una hipoglucemia que potencialmente podría suponer la muerte.

 
 

Factores de riesgo:

 
numero factores

Existen diferentes factores que pueden incrementar el riesgo de sufrir diabetes tipo 2. Hay factores que nosotros no podemos controlar, como son los antecedentes familiares y el paso de los años, pero si que hay otros factores de riesgo que  podemos evitar para mantener nuestra salud pancreática y no tener problemas a largo plazo:

 

  • No cuidar la alimentación. Tener un buen plan de alimentación, equilibrado y saludable, es el mejor método de prevención de la diabetes. Consumir granos enteros y fibra ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre. Además, la comida procesada debe evitarse en gran medida, ya que es rica en azúcares y grasas saturadas que incrementan el riesgo a sufrir la enfermedad. También debemos evitar comer alimentos ricos en azúcares refinados, como pasteles y bollería industrial, y bebidas azucaradas, que incrementen los niveles de azúcar en sangre.

  •  

  • Inactividad física. Realizar ejercicio diariamente, como mínimo unos 30 minutos al día, ya sean ejercicios aeróbicos o de resistencia, ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre estables y evitar problemas de sobrepeso, mejorando así la salud cardiovascular.

  •  

  • Sobrepeso y obesidad. Las personas con antecedentes familiares pueden incrementar sus probabilidades de sufrir diabetes de tipo 2 hasta dos veces si tienen sobrepeso. Se ha visto que las personas obesas tienen más resistencia a la insulina, incrementando así sus niveles de azúcar en sangre.

  •  

  • Fumar. Las personas que consumen tabaco diariamente son más propensas a tener descontrolado el nivel de azúcar en sangre y el colesterol, generando problemas de presión arterial, que se ha visto que cuando están elevados pueden favorecer la aparición de diabetes.

  •  

  • Controlar los niveles de azúcar en sangre. Se recomienda, a partir de los 45 años, hacerse un análisis de los niveles de glucosa en sangre (glicemia) al menos cada 3 años, si no hay antecedentes ni factores de riesgo, y cada año si los hay.

 
 

Recomendaciones nutricionales para los diabéticos

 
numeros recomenda

  • Tener horarios de comidas y no saltárselas, para evitar bajadas bruscas del azúcar en sangre. Además, es recomendable fraccionar las comidas en unas 5 ó 6, comiendo menos cantidad en cada una pero teniendo así un control de los niveles de glucosa en sangre.

  •  

  • Comer alimentos ricos en fibra. Estos alimentos ayudan a regular las digestiones, favoreciendo la eliminación del azúcar en sangre. Además, la fibra sacia mucho y esto ayudará a no tener ansiedad por comer elementos procesados ni ricos en azúcares. Algunos alimentos ricos en fibra son los cereales integrales, las verduras y las semillas.

  •  

  • Es muy recomendable evitar alimentos que contengan hidratos de carbono simples, como la miel, bebidas azucaradas, repostería, azúcar, etc., y si se consumen de forma esporádica es mejor acompañarlos de algún alimento rico en fibra, grasa o proteínas, ya que disminuye la velocidad de absorción de la glucosa y así no sube tan rápidamente en sangre.

  •  

  • Evitar bebidas azucaradas y sustituirlas por bebidas como agua, té y café.

  •  

  • Optar por frutas enteras y no los jugos o zumos de éstas, ya que los zumos de la fruta aportan mucho azúcar de rápida absorción.

  •  

  • Disminuir el consumo de grasas saturadas y buscar opciones como carnes magras (pollo, pavo), comer más pescado, tomar lácteos con poca grasa.

  •  

  • La toronja o pomelo rojo es una fruta que contiene naringenina, un flavonoide que puede mejorar la respuesta de las células receptoras de la insulina, permitiendo que la asimilen mejor. Se recomienda comerla antes de las comidas principales.

 

Esperamos que estas recomendaciones os sirvan como referente en este Día Internacional de la Diabetes. Ese es nuestro deseo.

 
 

¡Si te gustó, comparte!

 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR