Día Nacional de la Nutrición – Alimentación de las mujeres embarazadas

Día Nacional de la Nutrición – Alimentación de las mujeres embarazadas

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

El día 28 de Mayo es el Día Nacional de la Nutrición, una iniciativa que puso en marcha la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD), con la colaboración de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) y la industria farmacéutica y alimentaria con el objetivo de sensibilizar a la población de los diferentes problemas que encontramos relacionados con la alimentación como la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes o el cáncer.

 


 
 

El tema de este año va dirigido a la importancia de la alimentación de las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y para su promoción se organizan varias actividades en hospitales, escuelas,  universidades  y  centros  comerciales (conferencias,  puntos  de  información,  entrega  de materiales informativos…).

 

Por este motivo aquí nos gustaría hablar sobre varias pautas y recomendaciones que se deben de tener en cuenta para que el embarazo sea algo saludable para las mujeres y también para los fetos.

 

Empecemos por un clásico dicho que es habitual oirlo entre las embarazadas: “Debes de comer por 2”. Durante la gestación y la lactancia aumentan las necesidades progresivamente, pero no es necesario “comer por 2”. Sí que es necesario incrementar la ingesta de alimentos, pero si una mujer embarazada antes del embarazo necesita 2000 calorías de media, durante el 2º trimestre del embarazo sus necesidades aumentan en un 15% (+ 300 kcal/día), durante el 3r trimestre en un 20% (+ 450 kcal/día) y durante la lactancia en un 22% (+ 500 kcal/día).

 

También debemos suplementar nuestra dieta con nutrientes como hierro, calcio y ácido fólico, que durante este período es difícil cubrirlos incluso con una alimentación rica en ellos y que son importantes para la formación del bebé y su amamantamiento.

 

Las formas de alimentación de las mujeres generalmente no varian demasiado al estar embarazadas. Por ello, a parte de lo mencionado, los cambios que deben hacer en su dieta se asemejan a las recomendaciones habituales en la mayor parte de la población como potenciar el consumo de alimentos como frutas, verduras, legumbres y farináceos y moderar el consumo de bollería, pastelería y carnes procesadas.

 
 

Recomendaciones

 

Otros aspectos que se recomienda tener en cuenta durante el embarazo y la lactancia son:

 

– Planificar el embarazo con anterioridad y empezar una suplementación con ácido fólico al menos 2 meses antes y después de la concepción, siempre supervisada por un especialista.

 

– Comer en un ambiente tranquilo, utilizando formas de cocción sencillas que facilitan la digestión como al vapor, a la plancha, salteado y hervido, condimentado con poca sal (preferentemente yodada) y usando preferiblemente aceites de oliva.

 

– Reducir el riesgo de toxiinfecciones alimentarias siguiendo los siguientes consejos: lavar bien las frutas y verduras antes de consumirlas, cocinar bien los alimentos de origen animal, no consumir leche no pasteurizada ni quesos frescos elaborados con leche cruda y limitar el consumo de pescado azul de gran tamaño por su alto contenido en mercurio.

 

– Para evitar la anemia ferropénica, frecuente en la gestación, se debe seguir la pauta preventiva de suplementación con hierro, prescrita y supervisada por un facultativo, para así realizar un adecuado aporte de hierro biodisponible en la dieta. Para ello,  se debería incluir en las comidas principales carne o pescado y alimentos ricos en vitamina C (frutas cítricas, kiwi, pimiento, tomate…), que favorecen la absorción de hierro, y evitar el abuso de alimentos ricos en calcio (leche y derivados), té o café, que inhiben su absorción.

 

– Se aconseja realizar ejercicio físico moderado como caminar al aire libre, que además de ayudarnos a mantener una buena salud mejora la síntesis de vitamina D gracias a la luz del Sol.

 

– Beber entre 5 y 8 vasos de agua al día.

 

– Y evidentemente, no fumar y no beber bebidas alcohólicas ni excitantes.

 

Y por si aún no lo sabéis el eslógan de la campaña de este año es:

 

En el embarazo y la lactancia comer bien es el mejor “Te quiero”,

 

un buen lema para favorecer la salud de las embarazadas y sus bebés.

 

PRESENTACIÓN

 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Jordi Gamon

Jordi GamonHola amigos, soy Jordi vuestro nutricionista que os podrá ayudar a resolver vuestras dudas y os podrá dar algunos consejos sobre alimentación y beneficios de los alimentos. Tengo 25 años y soy una persona muy vinculada al mundo de la nutrición y del deporte, dos de los aspectos que considero más importantes para poder gozar de una buena salud y una calidad de vida óptima. Recordad siempre que para llevar unos correctos hábitos alimentarios vuestra dieta debe de ser equilibrada, variada y adecuada a vuestras necesidades según vuestro ritmo de vida. Un saludo a todos y espero poder seros de gran ayuda!

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Jordi Gamon