Diabetes, la enfermedad silenciosa

Diabetes, la enfermedad silenciosa

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

Hoy, 14 de Noviembre, es el día internacional de la Diabetes. Seguramente muchos de nosotros tendremos algún conocido que sufra esta enfermedad. En el 2016, la OMS estimó que un 9,4% de la población española padecían la enfermedad. Gracias a los avances en medicina y ciencia es una patología de la cual se tiene mucha información, pero todavía queda mucho camino por recorrer, así que en este día tan importante para esta enfermedad desde PONTEMASFUERTE queremos aportar nuestro granito de arena introduciéndonos un poco en el mundo de la diabetes.

 

Que es la diabetes?

 

Para que entendamos como aparece esta enfermedad, debemos saber su base fisiológica. Cuando nosotros comemos, la mayor parte de alimentos que ingerimos contienen azúcares que son transformados por nuestro sistema digestivo en glucosa, la cual es la principal fuente de energía de nuestro cuerpo. Esta glucosa pasa a la sangre para viajar hasta los órganos que la requieran para trabajar. Paralelamente, el páncreas produce la hormona insulina, y esta hormona es la encargada de que la glucosa, que está viajando por la sangre, entre dentro de las células de aquellos tejidos y órganos para que puedan usarla como fuente de energía.

 

Hay personas cuya producción de insulina es inferior a la media, incluso hay quien no la produce o bien que su insulina no funciona correctamente, es decir, se vuelven resistentes a la insulina. Cuando sucede esto, la glucosa no entra en las células y se queda en la sangre acumulándose en cantidades elevadas, y aquí es donde empieza a aparecer la enfermedad de la diabetes, ya que un exceso de glucosa en sangre prolongado en el tiempo puede causar problemas de salud.

 

A pesar de que es una enfermedad que a día de hoy no tiene cura, gracias a los avances actuales, una persona con diabetes puede controlar su estado de salud y mantenerse sana.

 

¿Que tipos de diabetes hay?

 

Diabetes tipo 1:

 

Este tipo de diabetes es autoinmune. Lo que les sucede a las personas que la padecen es que su propio sistema inmunitario, erróneamente, reconoce a las células del páncreas que producen insulina como agentes patógenos a destruir y las ataca. Consecuentemente, al haber menos células productoras de insulina, el páncreas produce mucha menos o incluso no produce, dando lugar a un incremento de los niveles de glucosa en sangre.

 

Este tipo de diabetes puede aparecer en cualquier persona, pero es más frecuente en personas jóvenes y en niños, condicionándolos a usar insulina todos los días para poder vivir saludablemente. Es un tipo de diabetes que no se puede prevenir, ya que es nuestro cuerpo el que la provoca.

 

Diabetes tipo 2:

 

Es el tipo más común de diabetes, pudiendo aparecer a cualquier edad, aunque es más frecuente en personas adultas. A diferencia de la de tipo 1, no hay destrucción de células productoras de insulina, simplemente no funcionan correctamente y no producen suficiente insulina, o bien el cuerpo no es capaz de usarla, llamados pacientes resistentes a la insulina. Este tipo de diabetes se puede prevenir, como comentaremos más adelante.

 

Diabetes gestacional:

 

Este tipo de diabetes solamente afecta a algunas mujeres cuando están embarazadas y suele desaparecer después del parto, debido a que durante el embarazo hay cambios hormonales muy grandes en la mujer y la producción de insulina se puede ver afectada. A pesar de desaparecer, las mujeres que sufren de este tipo de diabetes son más propensas a poder sufrir diabetes de tipo 2 en un futuro.

 

Métodos de prevención de la diabetes:

 

Existen diferentes factores que pueden incrementar el riesgo de sufrir diabetes tipo 2. Hay factores que nosotros no podemos controlar, como son los antecedentes familiares y el paso de los años, pero si que hay otros factores de riesgo que  podemos evitar para mantener nuestra salud pancreática y no tener problemas a largo plazo:

 
No cuidar la alimentación. Tener un buen plan de alimentación, equilibrado y saludable, es el mejor método de prevención de la diabetes. Consumir granos enteros y fibra ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre. Además, la comida procesada debe evitarse en gran medida, ya que es rica en azúcares y grasas saturadas que incrementan el riesgo a sufrir la enfermedad. También debemos evitar comer alimentos ricos en azúcares refinados, como pasteles y bollería industrial, y bebidas azucaradas, que incrementen los niveles de azúcar en sangre.

 
Inactividad física. Realizar ejercicio diariamente, como mínimo unos 30 minutos al día, ya sean ejercicios aeróbicos o de resistencia, ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre estables y evitar problemas de sobrepeso, mejorando así la salud cardiovascular.
 
Sobrepeso y obesidad. Las personas con antecedentes familiares pueden incrementar sus probabilidades de sufrir diabetes de tipo 2 hasta dos veces si tienen sobrepeso. Se ha visto que las personas obesas tienen más resistencia a la insulina, incrementando así sus niveles de azúcar en sangre.
 
Fumar. Las personas que consumen tabaco diariamente son más propensas a tener descontrolado el nivel de azúcar en sangre y el colesterol, generando problemas de presión arterial, que se ha visto que cuando están elevados pueden favorecer la aparición de diabetes.
 
Controlar los niveles de azúcar en sangre. Se recomienda, a partir de los 45 años, hacerse un análisis de los niveles de glucosa en sangre (glicemia) al menos cada 3 años, si no hay antecedentes ni factores de riesgo, y cada año si los hay.
 
 

Recomendaciones nutricionales para los diabéticos

 
Tener horarios de comidas y no saltárselas, para evitar bajadas bruscas del azúcar en sangre. Además, es recomendable fraccionar las comidas en unas 5 ó 6, comiendo menos cantidad en cada una pero teniendo así un control de los niveles de glucosa en sangre.
 
Comer alimentos ricos en fibra. Estos alimentos ayudan a regular las digestiones, favoreciendo la eliminación del azúcar en sangre. Además, la fibra sacia mucho y esto ayudará a no tener ansiedad por comer elementos procesados ni ricos en azúcares. Algunos alimentos ricos en fibra son los cereales integrales, las verduras y las semillas.
 
– Es muy recomendable evitar alimentos que contengan hidratos de carbono simples, como la miel, bebidas azucaradas, repostería, azúcar, etc., y si se consumen de forma esporádica es mejor acompañarlos de algún alimento rico en fibra, grasa o proteínas, ya que disminuye la velocidad de absorción de la glucosa y así no sube tan rápidamente en sangre.
 
Evitar bebidas azucaradas y sustituirlas por bebidas como agua, té y café.
 
– Optar por frutas enteras y no los jugos o zumos de éstas, ya que los zumos de la fruta aportan mucho azúcar de rápida absorción.
 
Disminuir el consumo de grasas saturadas y buscar opciones como carnes magras (pollo, pavo), comer más pescado, tomar lácteos con poca grasa.
 
– La toronja o pomelo rojo es una fruta que contiene naringenina, un flavonoide que puede mejorar la respuesta de las células receptoras de la insulina, permitiendo que la asimilen mejor. Se recomienda comerla antes de las comidas principales.
 

Esperamos que estas recomendaciones os sirvan como referente en este Día Internacional de la Diabetes. Ese es nuestro deseo.

 

SECCIÓN CUERPO

 

No te pierdas otros interesantes artículos de esta sección:

 
SISTEMA NERVIOSO
 
SISTEMA MUSCULAR PARTE 1
 
SISTEMA MUSCULAR PARTE 2
 
SISTEMA ÓSEO PARTE 1
 
SISTEMA ÓSEO PARTE 2
 
SISTEMA DIGESTIVO PARTE 1
 
SISTEMA DIGESTIVO PARTE 2
 
 

¡Si te gustó, comparte!

 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Diana Alarcon Aris

Diana Alarcon ArisSoy Diana Alarcón Arís, tengo 25 años. Graduada en Biotecnología, máster en Neurociencias y actualmente realizo un doctorado de biomedicina, concretamente en el campo del Parkinson. Desde muy pequeña, el cuerpo humano es algo que me apasiona y, consecuentemente, la nutrición y el deporte, ya que son dos grandes pilares para el cuerpo y la salud. Amo transmitir mis conocimientos y ayudar, y mi finalidad siempre es que aprendamos a entender nuestro cuerpo y a escucharlo y tratarlo como es, una bomba de vida que hay que cuidar y respetar.

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Diana Alarcon Aris

Escríbe Un Comentario

Once − 9 =