DIETA DEL CARBÓN ACTIVADO, UNA MODA PELIGROSA

DIETA DEL CARBÓN ACTIVADO, UNA MODA PELIGROSA

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

En la actualidad, ha aparecido una nueva corriente de dietas, la mayoría de ellas para adelgazar, basadas en la utilización de carbón activado como remedio para depurar el organismo, mejorar las digestiones y aliviar algunas molestias intestinales.

 

En este artículo hablaremos sobre el carbón activado, qué beneficios tiene y cómo afecta a nuestra salud.

 
 

¿Qué es el carbón activado y para qué se usa?

 
Captura

El carbón activado es un término genérico que hace referencia a un grupo de sustancias carbonáceas, generalmente de origen vegetal, con propiedades absorbentes. Se trata de una sustancia que se caracteriza por poseer una gran cantidad poros.

 

Es sustancia muy absorbente usada principalmente como desintoxicante. En medicina, es utilizado en pacientes que sufren alguna intoxicación grave, ya sea causada por un alimento en mal estado o por la ingesta de alguna sustancia tóxica. También es usado para tratar ataques de alergia, o en caso de coma etílico o abuso de otras drogas.

 
Captura

Cuando la introducimos en nuestro organismo, ya sea en cápsulas o a través de la alimentación, viaja por el aparato digestivo sin ser absorbida, ni metabolizada y finalmente se elimina por las heces. Durante este trayecto el carbón activado absorbe las sustancias y las elimina a través de las heces sin ser asimiladas por nuestro sistema digestivo evitando así que lleguen a la sangre.

 

Con una pequeña dosis es suficiente para eliminar gran parte de las sustancias presentes en el tracto digestivo, ya que un solo gramo de carbón activado podríamos cubrir una superficie superior a los 450 m2, es decir, más de dos campos de tenis. Esto es debido a su alta porosidad.

 

¿De dónde se obtiene?

 

El carbón activado utilizado en medicina se obtiene a partir de la pirólisis de madera carbonizada, es decir, se aplica una gran fuente de calor de forma controlada en una atmósfera pobre en oxígeno.

 

No obstante, el carbón activado más comercializado es el procedente de la cáscara de coco carbonizada.

 
 

Beneficios del carbón activado: Beneficios médicos

 
Captura
Lavado de estómago:
 

Como hemos comentado anteriormente, el principal beneficio de esta sustancia es su capacidad de absorción, por lo que es usado para realizar el lavado de estómago después de ingerir alguna sustancia tóxica.

 

Cuando se administra inmediatamente después de la ingestión de un tóxico se consigue reducir en más de un 80% la capacidad de que éste llegue a la sangre y nos cause la intoxicación. Incluso si se aporta cuatro horas después de la ingesta del tóxico, también ayuda a reducir, en menor medida, la absorción del mismo.

 
Alergias y picaduras de insecto:
 

Se usa para calmar los picores y las reacciones alérgicas producidas por la picadura de los insectos.

 
 

La Dieta del Carbón Activado: Buena o mala

 
Captura

A raíz de su potente capacidad por absorber y eliminar las toxinas, se han popularizado las dietas que incluyen una o varias comidas con carbón activado. La intención de estas dietas es conseguir eliminar las toxinas (efecto detox) de nuestro organismo, mejorando así nuestra salud digestiva y facilitando las digestiones.

 

En algunos casos incluso se utilizan estas dietas con la finalidad de adelgazar. No obstante, el carbón activado, al ser una sustancia que no se metaboliza, no tiene ningún efecto “termogénico” en nuestro organismo. Si bien es cierto que ayuda a retener y eliminar las toxinas, también retiene y elimina otras sustancias de interés nutricional como las vitaminas, los minerales o fitonutrientes.

 

Debido al gran “boom” de gente que empezó a utilizar el carbón activado en sus dietas, empezaron a aparecer las primeras consecuencias de su uso como por ejemplo las neumonías ocasionadas por la aspiración del carbón activado por las vías respiratorias o los problemas gastrointestinales por la acumulación del carbón que acaba dificultando el tránsito intestinal.

 
 

Principales problemas de su uso:

 
Captura
 

Con dosis pequeñas y no frecuentes, a corto plazo, el carbón activado parece no presentar ningún efecto secundario. No obstante, no hay suficientes estudios concluyentes a largo plazo para poder evaluar su efecto en nuestro organismo. La hipótesis más aceptadas hasta la fecha es que puede provocar una desaceleración y un bloqueo del tracto intestinal impidiendo que éste realice sus funciones.
 

Con dosis altas, si que se han registrado múltiples casos de estreñimiento y dolores abdominales desde el mismo día de su consumo. También hay registrados efectos secundarios más graves como regurgitación en los pulmones y deshidratación.
 

Además, hay que mencionar que el carbón activado interfiere en la absorción de una gran variedad de medicamentos, impidiendo que estos lleguen a metabolizarse y por lo tanto evitando su acción.

 
 

Conclusión:

 
Todo parece indicar que la dieta del carbón activado es otra de esas dietas milagro que no aporta ningún bien para nuestro organismo y en este caso no solamente nos desnutre sino que además, parece resultar, a largo plazo, peligroso para la salud, aunque para confirmar esto último hace falta más investigación científica que lo avale.
 
 

¡Si te gustó, comparte!

 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Pau Garcia López

Pau Garcia LópezMi nombre es Pau Garcia López. Siento un gran interés por el mundo de la nutrición y en especial, por los efectos de los alimentos en nuestro organismo. Estudié el grado superior de dietética y al terminarlo me uní a la comunidad de BePMF, de la cual, actualmente formo parte. Me considero una persona que le gusta estar enterado de las últimas noticias, investigaciones y estudios sobre este campo. Y siempre con la idea: Si eres lo que comes, ¿qué te gustaría ser?

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Pau Garcia López