EL LADO OSCURO DEL SUEÑO

EL LADO OSCURO DEL SUEÑO

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

¿Cuántas horas debemos dormir?

 

Todos hemos escuchado alguna vez: “HAY QUE DORMIR ENTRE 8-9 HORAS”. Eso es cierto, hasta determinado punto. Los estudios demuestran que el organismo para mantener sus funciones correctamente debe dormir unas 4-5 horas cada 24 horas, por tanto, el resto de horas que dormimos nos ayudan a tener una mejor calidad de vida y bienestar. No me arriesgaría a decir un número de horas determinado ya que, como en todo, va a variar en función de cada persona: de su actividad, de sus requerimientos, de su desgaste, de su sistema hormonal, etc. Cada uno debe saber cuanto necesita dormir, es decir, nosotros debemos saber cuantas horas de sueño necesitamos, que nos permitan estar bien durante todo el día sin sentirnos cansados, fatigados e irritables.

 

Sí que es cierto que se recomienda unas 8 horas de sueño, pero como siempre os digo, cada uno debe conocerse y escucharse y estar en sintonía con su cuerpo, dormir lo suficiente para no estar “muerto de sueño” durante el día y poder rendir al 100%.

 

Consecuencias de no dormir suficiente:

 

¿Cómo podemos saber que sufrimos de insomnio? Si duermes menos de 6 horas y media al día, porque no puedes dormir más, o bien te despiertas muchas veces durante la noche o tardas más de 30 minutos en conciliar el sueño, todos estos apuntes indican que tienes problemas con el sueño, y muchas veces están ligados a las preocupaciones y al estrés, que no nos permiten descansar correctamente, o bien porque lo tenemos alterado. Las consecuencias de sufrir problemas con el sueño son:

 
Fatiga e irritabilidad.
 
Dificultad de aprendizaje, alterando la memoria y disminuyendo la destreza motora y la capacidad de atención y discriminación. La privación del sueño disminuye los reflejos y por tanto incrementa el tiempo de reacción, favoreciendo así los accidentes.
 
Incrementa las alucinaciones, trastornos del equilibrio, visión y lenguaje.
 
– El insomnio prolongado causa enfermedades crónicas, ya que altera el funcionamiento del cuerpo. Por ejemplo, afecta a la eficacia del sistema inmune, retrasa el crecimiento, empeora el funcionamiento de los músculos y favorece la obesidad.
 
– El insomnio hace que muchas enfermedades neurológicas empeoren, como por ejemplo las migrañas o epilepsias. Además, incrementa la probabilidad de desarrollar trastornos psiquiátricos debido a que se altera el estado de ánimo, incrementando la ansiedad e irritabilidad.
 
Aparición de otras enfermedades, como cardiovasculares, inmunológicas, hormonales, etc., como por ejemplo la diabetes o la hipertensión.
 

No existen estudios que digan que no dormir puede causar la muerte, pero después de enumerar todas estas consecuencias del insomnio o la privación del sueño, no cabe duda que no dormir lo suficiente no es saludable y puede dañarnos el sistema, y eso a largo plazo puede traer consecuencias indeseables. Por tanto, debemos procurar dormir bien, tener una calidad de sueño adecuada y unas horas mínimas para evitar los efectos colaterales que puede producir el insomnio.

 

Si eres de los que tienen problemas con el sueño, existen una serie de pautas llamadas HIGIENE DEL SUEÑO, que debemos tener en cuenta y aplicarlas cuando lo necesitemos:

 
Evitar excitantes, como el café, el cacao y el té.
 
Practicar ejercicio durante el día.
 
Mantener siempre los horarios regulares para irte a dormir y levantarte.
 
– Tener un entorno saludable para dormir, es decir, silencioso, oscuro y con una temperatura agradable.
 
– Tener una dieta sana y equilibrada.
 

Trastornos del sueño:

 

A parte de situaciones temporales en nuestras vidas que nos causen insomnio, como hemos comentado antes, épocas de estrés, preocupación, ansiedad, etc., existen enfermedades relacionadas con el sueño:

 
Terrores nocturnos. Se trata de sueños que siempre van acompañados de terror. Las personas pueden llegar a gritar, sudar y se agitarse mucho, incluso a veces son sonámbulas. Es más común en niños.
 
Sonambulismo. Lo sufren aquellas personas que caminan mientras están dormidas. Suelen ser episodios muy breves. Incluso hay personas que sufren de trastorno de ingesta asociada al sueño, donde la persona come mientras está dormida.
 
Piernas inquietas. Sucede cuando la persona que duerme sufre sensación de hormigueo en el interior de las piernas y realiza movimientos espontáneos e incontrolables.
 
Hipersomnia. Son aquellas personas que incrementan un 25% del sueño de lo normal.
 
Narcolepsia. Les sucede a las personas que durante su estado de vigilia, es decir, durante el día, tienen episodios de sueño quedándose dormidas durante 2-5 minutos en cualquier lugar.
 
Ronquidos y apneas del sueño. Las personas cuando duermen sufren episodios de obstrucción de la faringe impidiendo así el paso del aire. Durante el sueño la persona pausa su respiración, suele durar poco y cuando la recuperan lo hacen con un ronquido muy fuerte.
 

Como podéis ver, tener una calidad de sueño es algo necesario e indispensable para afrontar el día a día. Por tanto, debemos preocuparnos de dormir las horas suficientes, realizar una buena higiene del sueño y, si sufrimos algún tipo de insomnio o trastorno, tratar de solucionarlo lo antes posible.

 

SECCIÓN MENTE

 
No te pierdas otros artículos de esta sección:
 
SISTEMA NERVIOSO
 
MENTE
 
SISTEMA DE RECOMPENSA
 
CREA NUEVOS HÁBITOS CON EL MÉTODO DE LOS 21 DÍAS
 
COMO TRIUNFAR ORGANIZÁNDOTE
 
EL SUEÑO, MUCHO MÁS QUE EL DORMIR
 
 

¡Si te gustó, comparte!
 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Diana Alarcon Aris

Diana Alarcon ArisSoy Diana Alarcón Arís, tengo 25 años. Graduada en Biotecnología, máster en Neurociencias y actualmente realizo un doctorado de biomedicina, concretamente en el campo del Parkinson. Desde muy pequeña, el cuerpo humano es algo que me apasiona y, consecuentemente, la nutrición y el deporte, ya que son dos grandes pilares para el cuerpo y la salud. Amo transmitir mis conocimientos y ayudar, y mi finalidad siempre es que aprendamos a entender nuestro cuerpo y a escucharlo y tratarlo como es, una bomba de vida que hay que cuidar y respetar.

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Diana Alarcon Aris

Escríbe Un Comentario

dos + 10 =