El parkour, una disciplina deportiva en auge

El parkour, una disciplina deportiva en auge

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

¿Cuán importante puede ser un deporte o disciplina deportiva?
Para algunos significa más que el mero entrenamiento o dedicación que se puede sobreentender en cada una de las modalidades deportivas. Y es que, no sería disparatado catalogar dicha importancia como un estilo de vida.

 

Mi nombre es Adán Pérez Plaza, graduado en ciencias de la actividad física y el deporte y en este escueto diálogo expondré las razones que nos llevan a tener tal devoción por una disciplina deportiva. Desde que tengo uso de razón he practicado deporte, con cuatro años ya empecé a practicar Tae Kwon Do, arte marcial a la que dediqué prácticamente la mayoría de mi vida hasta el momento, junto con otras artes marciales de manera esporádica. Es en dicha modalidad dónde aprendí el valor de la disciplina y la importancia del entrenamiento para la mejora de las capacidades tanto físicas como psicológicas.
 
Más tarde me adentré en el mundo del atletismo, dónde descubrí mis habilidades con el salto y las carreras de velocidad. Fue entonces al comenzar la carrera en C.A.F.E, dónde descubrí el parkour, con el que lejos de las increíbles habilidades con las que nos podemos encontrar, crecí más como persona que como atleta.

 

Y es que, ¿Quién no ha pensado o equiparado un muro con un problema de nuestra vida diaria? Entonces la pregunta es,

¿Se puede entrenar para superar un problema o muro en nuestra vida, de la misma manera que se puede entrenar para escalar y superar un muro físico?

 

Creo que uno de los objetivos más importantes del parkour es mostrar, tanto a las personas que lo practican como a aquellas que observan o se documentan, su capacidad de superar cualquier obstáculo a través de una única herramienta, nuestra mente, la cual interviene en diversos procesos que desembocan en un único objeto, la autosuperación.
 
Esta autosuperación se desarrolla junto a uno de nuestros principios más antiguos: la adaptación al entorno, que no deja de ser o al menos no debería, ser aquello que perseguimos día a día, para no decaer ni debilitar nuestra motivación frente a cualquier obstáculo. Es entonces por este motivo entre otros que el parkour está teniendo un auge considerable en la actualidad, ya que despierta la curiosidad de practicantes y espectadores.
 
Esta curiosidad guarda relación con esa parte singular que nos caracteriza cuando somos niños, la que a su vez muestra nuestra gran capacidad creativa con los obstáculos, es entonces, con el tiempo que ésta se va perdiendo, debido a las tareas que la sociedad deduce que hemos de ir realizando con el paso de los años.
Como decía Henry Ford,
 

“El fracaso es solo la oportunidad de comenzar de nuevo de forma más inteligente”,

 

y los años no ayudan a apaciguar este miedo a dar un paso a ciegas, estamos acostumbrados a caminar sobre una base segura, que únicamente nos guía por el camino común, aquél que no lleva a ninguna parte, aprende que arriesgar en ocasiones es sinónimo de triunfar, un triunfo en el objeto que se pueda llegar a perseguir.

 

 

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Adan Perez

Adan PerezSoy Adán Pérez tengo 24 años, graduado en ciencias de la actividad física y el deporte por la Universidad de Lleida. Actualmente soy entrenador de Gimnasia Deportiva.

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Adan Perez