El sistema circulatorio y cómo se reparten los nutrientes por nuestro cuerpo

El sistema circulatorio y cómo se reparten los nutrientes por nuestro cuerpo

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

Hoy vamos a hablar del sistema que se le podría llamar el MRW o NACEX del cuerpo humano, ya que es un sistema que se encarga de recoger todos aquellos nutrientes y moléculas del cuerpo en determinados puntos para transportarlos hacia su destino. Este sistema de carreteras es muy eficiente y es capaz de transportar paquetes como el oxígeno en cuestión de milésimas de segundo. Hoy hablaremos del sistema circulatorio.

 

Este sistema está formado por dos subsistemas muy importantes que, como su nombre indica,  tienen la función de hacer circular fluidos y compuestos:

 
1- Sistema cardiovascular.
 
2- Sistema linfático.
 
 

Sistema cardiovascular

 

Este sistema quizás es el más conocido de los dos, sobre todo porque lo escuchamos, cuando ponemos nuestra oreja sobre el corazón de alguien; lo vemos, cuando nos hacemos una herida y sangramos; vemos como se aprecian las venas bajo la piel, y lo sentimos, cuando somos conscientes de nuestro propio latido del corazón. Somos conscientes de cada una de sus partes: el corazón, los vasos sanguíneos y la sangre.

 

Corazón:

 

El corazón debemos imaginarlo como una bola llena de sangre de unos 300g de peso, rodeada de paredes musculares que se contraen para enviar la sangre hacia los vasos sanguíneos y que éstos la reparten por todo el cuerpo. Es un órgano muy frágil e importante, y por esta razón está protegido por una membrana llamada pericardio.

 

Esta bola de sangre, está dividida en dos mitades, izquierda y derecha, que a su vez están divididas en aurículas (arriba) y ventrículos (abajo). El hecho de que el corazón tenga 4 compartimentos hace que tengamos una circulación doble, es decir, que tenemos dos circuitos distintos:

 
1- Circulación sistémica. Este recorrido parte del ventrículo izquierdo del corazón, y contiene sangre con oxígeno. La sangre viaja por las arterias hasta los capilares repartiendo el oxígeno y recogiendo por el cuerpo. Cuando la sangre no tiene oxígeno, pasa por las venas y vuelve al corazón por la aurícula derecha.
 
2- Circulación pulmonar. La sangre con poco oxígeno sale del ventrículo derecho del corazón hasta los pulmones, donde en los capilares alveolares la sangre recibe oxígeno y vuelve al corazón por las venas entrando por la aurícula izquierda de éste.
 

Como veis, son dos circuitos conectados y cerrados, donde las arterias son los vasos sanguíneos que salen del corazón por los ventrículos y las venas los vasos sanguíneos que regresan entrando en las aurículas.

 

Vasos sanguíneos:

 

Existen tres tipos de vasos sanguíneos principales, que son los tubos que transportan la sangre desde el corazón y transportan nutrientes, oxígeno y sustancias de deshecho del cuerpo:

 
1- Arterias. Llevan la sangre desde el corazón a los órganos. Es una sangre rica en oxígeno y nutrientes y viajan por el cuerpo repartiéndolos por todos los órganos y tejidos para nutrirlos.
 
2- Venas. Llevan la sangre desde los órganos y tejidos hasta el corazón. Es el camino de regreso a casa. Esta sangre pasa por los riñones, donde se filtran sustancias de deshecho que serán eliminadas por la orina, y por el hígado, el cual hace un proceso de desintoxicación de la sangre. Además, esta sangre ya no tiene oxigeno sino dióxido de carbono, el cual llegará a los pulmones para ser expulsado con la expiración y recogerá oxigeno resultado de la inspiración. Es una sangre más oscura ya que es una sangre más “sucia”.
 
3- Capilares. Son unos vasos muy pequeños que se encuentran entre las arterias y las venas conectándolas entre ellas. Son más pequeños ya que hay tejidos y zonas del cuerpo donde los otros vasos sanguíneos no pueden llegar, y mediante los cuales se hace el intercambio de oxígeno y nutrientes con los órganos y tejidos del cuerpo.
 

La sangre:

 

La sangre es ese fluido rojo que vemos aparecer cuando nos hacemos una herida. Realmente, la sangre es agua y el color de ésta depende de las sustancias que contenga. Además, muchos de vosotros la habréis probado alguna vez y habréis pensado; ¡que salada está! Y es porque está cargada de sales minerales disueltas y otros componentes que conjuntamente forman el plasma sanguíneo. Además, en esta circulan tres tipos de células:

 
1- Glóbulos rojos o eritrocitos. Son los abundantes de la sangre y tienen como función transportar el oxígeno por el cuerpo. El color rojo de la sangre es gracias a estas células, ya que contienen hemoglobina que es de color roja, y ésta es la que transporta el oxígeno. Normalmente, cuando las personas sufren anemia es porque hay un déficit de glóbulos rojos o de hemoglobina. Realmente, ya los conocías, cuantas veces habréis escuchado: ¡he ido a la montaña y me he cargado de glóbulos rojos! Eso es porqué en la montaña hay zonas con menos oxígeno, y se crean más glóbulos rojos para captar más cantidad de oxígeno.
 
2- Glóbulos blancos o leucocitos. Forman parte del sistema inmunológico del cuerpo y se encargan de limpiar y defender nuestro organismo, ya sea por ellos mismos, o bien produciendo anticuerpos contra microbios.
 
3- Plaquetas. Son partes de células y sirven para cerrar heridas, son las que acaban formando las costras.
 

En el siguiente post hablaremos del sistema linfático. Como veis, el sistema vascular es un sistema que se encarga de mantener a cada uno de nuestros órganos y tejidos bien nutridos, evitando que se acumulen residuos perjudiciales. Los vasos sanguíneos llegan al aparato digestivo para absorber los nutrientes y repartirlos por el cuerpo, a los pulmones para transportar el oxígeno, a los riñones e hígado para eliminar residuos, etc., un extenso sistema de carreteras, formado por los vasos sanguíneos, cuyo motor el latido del corazón. Asombroso, ¿no? ¡Imaginaros lo importante que es tener un corazón sano y activo!

 

SECCIÓN CUERPO

 

No te pierdas otros interesantes artículos de esta sección:

 
SISTEMA NERVIOSO
 
SISTEMA MUSCULAR PARTE 1
 
SISTEMA MUSCULAR PARTE 2
 
SISTEMA ÓSEO PARTE 1
 
SISTEMA ÓSEO PARTE 2
 
SISTEMA DIGESTIVO PARTE 1
 
SISTEMA DIGESTIVO PARTE 2
 
DIABETES
 
¿CONOCES TU SISTEMA HORMONAL?
 
LAS HORMONAS Y TU ESTILO DE VIDA
 
 

¡Si te gustó comparte!
 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Diana Alarcon Aris

Diana Alarcon ArisSoy Diana Alarcón Arís, tengo 25 años. Graduada en Biotecnología, máster en Neurociencias y actualmente realizo un doctorado de biomedicina, concretamente en el campo del Parkinson. Desde muy pequeña, el cuerpo humano es algo que me apasiona y, consecuentemente, la nutrición y el deporte, ya que son dos grandes pilares para el cuerpo y la salud. Amo transmitir mis conocimientos y ayudar, y mi finalidad siempre es que aprendamos a entender nuestro cuerpo y a escucharlo y tratarlo como es, una bomba de vida que hay que cuidar y respetar.

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Diana Alarcon Aris