El sistema linfático, el sistema que limpia y defiende nuestro cuerpo

El sistema linfático, el sistema que limpia y defiende nuestro cuerpo

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

En el artículo anterior hablamos de uno de los dos sistemas que forman el sistema circulatorio,  el sistema cardiovascular. Hoy hablaremos del sistema linfático.

 

Este sistema está formado por un conjunto de órganos y vasos linfáticos que transportan la linfa hacia el corazón. Cada uno de los órganos que forman este sistema tiene una función específica e imprescindible. Para entender este sistema tan desconocido debemos conocer cómo funciona y para qué sirve y de que partes está formado.

 

El sistema linfático es un sistema independiente, formado por vasos que se encuentran en los espacios tisulares o intersticiales, con esto me refiero a que se encuentran en los espacios que hay entre las células y se mantienen en contacto con ellas. Con esta definición podemos empezar a pensar que funciones puede tener.

 

¿Cómo está formado el sistema linfático?

 

Linfa:

 

Es un líquido transparente, a diferencia de la sangre que recorre los vasos sanguíneos, que se encuentra en los vasos linfáticos. La linfa se produce cuando hay un exceso de líquido en los capilares sanguíneos y éste sale al espacio intersticial y es recogido por los capilares linfáticos. Normalmente este líquido contiene leucocitos (linfocitos) y en menor cantidad eritrocitos y plaquetas. En el sistema circulatorio las células más abundantes son los eritrocitos, de ahí que la sangre sea roja y la linfa transparente.

 

Además, la linfa puede contener elementos como proteínas, grasas, células malignas, bacterias, etc., que han pasado del torrente sanguíneo a los tejidos. La linfa se depura por los ganglios linfáticos antes de retornar a la circulación general, así se va limpiando.

 

A diferencia de la sangre, la linfa no se mueve por bombeo sino por una fuerza contráctil que hacen los vasos linfáticos.

 

Vasos linfáticos:

 

  • Capilares linfáticos. Son los vasos linfáticos más pequeños y llevan la linfa a los colectores linfáticos. Se encuentran en los espacios más pequeños para recoger el exceso de líquido intersticial.
  •  

  • Colectores linfáticos. Son vasos más grandes que los capilares con válvulas que los independizan y hacen que la linfa solo pueda ir en una dirección.
  •  

  • Conductos linfáticos.
  •  

Órganos linfáticos:

 

  • Medula ósea. Se encarga de formar las células de la sangre, como los linfocitos, muy importantes para el sistema inmune.
  •  

  • Amígdalas. Se encargan de producir los linfocitos.
  •  

  • Timo. Es muy importante para el desarrollo del sistema linfático y la respuesta inmune. Los linfocitos que se crean en la médula ósea maduran en el timo.
  •  

  • Bazo. Su función es filtrar la sangre de elementos indeseados y ayuda a formar los linfocitos, es decir, es donde se destruyen glóbulos rojos y se acumulan plaquetas y ayuda a luchar contra las infecciones.
  •  

  • Nódulos linfáticos. Están en todo el organismo, aunque se concentran sobre todo en el cuello, las axilas e ingles. Son órganos en forma de nódulo y muy importantes para el sistema inmunitario y la defensa del cuerpo, ya que en ellos se almacenan los glóbulos blancos o linfocitos. Cuando éstos crecen normalmente está relacionado con procesos infecciosos o tumorales.
  •  

¿De qué se encarga el sistema linfático?

 

  • La defensa del cuerpo. Forma y activa los componentes del sistema inmunitario que son los que se encargan de luchar contra patógenos y sustancias que atacan a nuestro cuerpo. Lo hace controlando los procesos de fagocitosis, donde hay células (macrófagos) que se comen las sustancias extrañas que se encuentran; y la respuesta inmunológica, gracias a la producción de linfocitos por los ganglios linfáticos, que son células que permiten la producción de anticuerpos y otras células que actúan contra microorganismos y cuerpos extraños.
  •  

  • Controla la concentración de proteínas y líquido que hay en el sistema intersticial. Se encarga de controlar la composición del líquido del espacio que hay entre las células y de devolver al sistema circulatorio proteínas que hayan salido con el líquido fuera de los vasos sanguíneos.
  •  

  • Se encarga de absorber los lípidos o grasas del sistema digestivo, llamados quilo. Este fluido está formado por bilis, jugo pancreático y lípidos que salen del intestino cuando se digieren alimentos grasos.
  •  

En resumen, el sistema linfático se encarga de recoger la linfa que se forma en los tejidos y la devuelve al torrente circulatorio, hace de filtro natural, ya que controla la composición del líquido que recoge y lo limpia por el bazo. Además, es muy importante para el sistema de defensa del organismo, ya que en los órganos que lo forman se crean y almacenan los linfocitos, que son uno de los principales tipos de células inmunitarias.

 

Como habéis podido comprobar, el sistema circulatorio está formado por dos grandes sistemas independientes cuya función es hacer circular fluidos. Por un lado tenemos el sistema cardiovascular que gracias a la sangre distribuye el oxígeno y los nutrientes por todo el cuerpo, y por otro lado el sistema linfático, que ya ha quedado clara su función, limpiar y defender el cuerpo.

 

Estos dos sistemas se pueden cuidar y mejorar gracias a la dieta, al ejercicio y el descanso, pero eso lo dejaremos para el siguiente artículo.

 

SECCIÓN CUERPO

 
No te pierdas otros interesantes artículos de esta sección:
 
SISTEMA NERVIOSO
 
SISTEMA MUSCULAR PARTE 1
 
SISTEMA MUSCULAR PARTE 2
 
SISTEMA ÓSEO PARTE 1
 
SISTEMA ÓSEO PARTE 2
 
SISTEMA DIGESTIVO PARTE 1
 
SISTEMA DIGESTIVO PARTE 2
 
DIABETES
 
¿CONOCES TU SISTEMA HORMONAL?
 
LAS HORMONAS Y TU ESTILO DE VIDA
 
EL SISTEMA CIRCULATORIO Y CÓMO SE REPARTEN LOS NUTRIENTES POR NUESTRO CUERPO
 
 

¡Si te gustó, comparte!
 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Diana Alarcon Aris

Diana Alarcon ArisSoy Diana Alarcón Arís, tengo 25 años. Graduada en Biotecnología, máster en Neurociencias y actualmente realizo un doctorado de biomedicina, concretamente en el campo del Parkinson. Desde muy pequeña, el cuerpo humano es algo que me apasiona y, consecuentemente, la nutrición y el deporte, ya que son dos grandes pilares para el cuerpo y la salud. Amo transmitir mis conocimientos y ayudar, y mi finalidad siempre es que aprendamos a entender nuestro cuerpo y a escucharlo y tratarlo como es, una bomba de vida que hay que cuidar y respetar.

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Diana Alarcon Aris

1 Comment

  1. cialis online
    cialis online02-22-2018

    Wow that was odd. I just wrote an incredibly long comment but after I clicked submit my comment didn’t show up.
    Grrrr… well I’m not writing all that over again. Anyways,
    just wanted to say wonderful blog!