Enzimas digestivas, ¿Qué son y para qué se usan?

Enzimas digestivas, ¿Qué son y para qué se usan?

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

Cada vez más, hay más gente que utiliza en su día a día, enzimas digestivas para solventar o reducir diferentes causas como problemas estomacales, dificultad de absorción de determinados nutrientes o intolerancias a determinadas sustancia. Además, las enzimas digestivas están en muchísimos productos presentes en el mercado, como la leche sin lactosa o los suplementos de proteína hidrolizada.

 

En este artículo, explicaremos qué son las enzimas digestivas, que tipo de enzimas hay, cómo afectan a nuestro organismo y cuándo es aconsejable tomarlas.

 
 

¿Qué son las enzimas digestivas?

 
1

Las enzimas digestivas son sustancias de origen proteico cuya función es la de descomponer las grandes moléculas de nutrientes, procedentes de los alimentos, con el fin de obtener moléculas más pequeñas que puedan ser absorbidas por nuestro intestino.

 

Para que los nutrientes se puedan absorber correctamente, primero de todo tienen que pasar por el tracto digestivo. A modo de resumen, el proceso de digestión de los nutrientes, empieza desde que introducimos el alimento en la boca, donde se mezcla con la saliva. La saliva contiene amilasa, una enzima que empieza a cortar las largas cadenas de almidón lo que inicia el proceso de digestión de los carbohidratos.

 

El bolo alimenticio (alimento + saliva) viaja hasta el estómago donde se combina con el ácido clorhídrico y la pepsina, una enzima que se encarga de desnaturalizar las proteínas y empezar el proceso de digestión de estas. Cuando el bolo alimenticio junto a las otras substancias pasa al intestino, allí se mezcla con la bilis y los jugos pancráticos, con grandes cantidades de enzimas digestivas (lactasa, sacarasa, maltasa, amilasa, a-glucosidasa, lipasa, tripsina, etc.) que se encargan de romper las largas cadenas de nutrientes hasta originar nutrientes simples absorbibles:

 

  • De los carbohidratos los nutrientes absorbibles son la fructosa, la glucosa y la galactosa
  •  

  • De las proteínas los nutrientes absorbibles son los aminoácidos libres y pequeñas cadenas de 2 o 3 aminoácidos (di-tripeptidos).
  •  

  • De las grasas los nutrientes absorbibles son los ácidos grasos libres, colesterol y fosfolípidos.
 
En otras palabras, las enzimas digestivas son las “tijeras” que permiten cortar los enlaces entre las moléculas para que estas puedan ser absorbidas.

 
 

Las 5 Principales enzimas digestivas:

 

  • Amilasa: Una enzima digestiva cuya función es la de romper los enlaces del almidón y otros polisacáridos, originando glucosa que podrá ser absorbida. Por lo tanto, es una enzima digestiva que ayuda a digerir los carbohidratos.
  •  

  • Celulasa: Una enzima digestiva que ayuda a romper los enlaces de la celulosa, una fibra vegetal, originando glucosa y permitiendo su absorción.
  •  

  • Lipasa: Una enzima que rompe los enlaces entre las grasas, mayoritariamente triglicéridos hasta obtener glicerol y ácidos grasos libres que posteriormente serán absorbidos. Por lo tanto, ayudan a digerir las grasas.
  •  

  • Proteasa: Una enzima cuya función es la de romper los enlaces entre los aminoácidos hasta obtener aminoácidos libres absorbibles. Por lo tanto, la proteasa ayuda a digerir la proteína.
  •  

  • Lactasa: Una enzima digestiva que rompe los enlaces de la lactosa (azúcar de la leche) hasta obtener los glucosa y galactosa. Por lo tanto, la lactasa ayuda a digerir la lactosa.
 

Existen otras enzimas digestivas, la mayoría de ellas, ligadas a la metabolización de los carbohidratos como por ejemplo la disacaridasa, la maltasa o la sacarasa.

 
 

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE LA SUPLEMENTACIÓN CON ENZIMAS DIGESTIVAS?

 
2

  • Mejora la digestibilidad de todos los nutrientes y por consiguiente aumenta su grado de absorción.

  •  

  • Evita deficiencias nutricionales provocadas por la falta o las bajas concentraciones de enzimas digestivas a nivel orgánico.

  •  

  • Disminuye el mal aliento causado para las digestiones lentas.

  •  

  • Reduce el aliento ácido, provocado por la presencia de ácido en el estómago durante largos periodos de tiempo, al acelerar la digestión.

  •  

  • Gracias a que la amilasa rompe las cadenas los hidratos de carbono, reduce las flatulencias, la sensación de pesadez e hinchazón.

  •  

  • Gracias a la lactasa, facilita la digestión de la lactosa, especialmente en personas intolerantes a la lactosa.

  •  

  • La lipasa, además de ayudar a la digestión de las grasas, facilita la absorción de las vitaminas liposolubles (A, E, D y K).

  •  

  • La suplementación con proteasa, en dietas hiperproteicas, facilita considerablemente la absorción de estas al mejorar su digestibilidad.

  •  

  • Mejoran los síntomas del síndrome de fatiga crónica, la fibromialgia y la artritis reumatoide.

 
 

¿Cuando utilizarlas?

 

Se recomienda utilizar enzimas digestivas a todas aquellas personas que presenten una insuficiencia pancreática exocrina, es decir, una producción baja de enzimas pancreáticas como es el caso de los intolerantes a la lactosa por falta de lactasa. También puede ser usado como remedio para aliviar las digestiones pesadas y lentas o los problemas estomacales al ingerir algún determinado nutriente.

 
 

La patente DIGEZYME®?

 
3

Sin duda, Digezyme es una de las patentes de enzimas digestivas más utilizadas del mercado. Actualmente, cada vez más empresas de suplementos deportivos están utilizando DigeZyme® en la composición de sus productos, sobre todo en la formulación de proteínas y carbohidratos.

 

DigeZyme® es una matriz patentada de enzimas digestivas de la empresa Sabinsa Australia Pty Ltd.. Se han obtenido mediante un proceso de fermentación de fuentes microbianas no patógenas y no animales, lo que le diferencia de la gran mayoría de productos elaborados con enzimas digestivas. Al ser un suplemento de enzimas no animales pueden ser más resistentes al ácido clorhídrico del estómago lo que les permite superar el pH ácido del sin perder su funcionalidad.

 
 

¿Es peligroso usar enzimas digestivas?

 

Ante esta “boom” mediático de las enzimas digestivas, a principio de 2018 se realizó un metaanálisis (1) para valorar el riesgo que tenía la libre utilización de enzimas.

 

Concluyeron que siempre que se respete las dosis recomendadas, no suponían ningún peligro para la salud. En los únicos casos que podrían llegar a ocasionar molestias, son en personas alérgicas a la fuente de la que están extraídas las enzimas o cuando no se respetan las dosis recomendadas.

 
 

Bibliografia:

 

1- Löhr et al., 2018. The ageing pancreas: a systematic review of the evidence and analysis of the consequences.

 
 

¡Si te gustó, comparte!

 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Pau Garcia López

Pau Garcia LópezMi nombre es Pau Garcia López. Siento un gran interés por el mundo de la nutrición y en especial, por los efectos de los alimentos en nuestro organismo. Estudié el grado superior de dietética y al terminarlo me uní a la comunidad de BePMF, de la cual, actualmente formo parte. Me considero una persona que le gusta estar enterado de las últimas noticias, investigaciones y estudios sobre este campo. Y siempre con la idea: Si eres lo que comes, ¿qué te gustaría ser?

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Pau Garcia López