Importancia del juego en los niños

Importancia del juego en los niños

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 
 

Definición de juego:

 

Establecer una definición de qué es un juego es muy complicado, puesto que las definiciones ofrecidas tanto por la Real Academia Española, como las ofrecidas por diversos autores siempre olvidan algunos de sus aspectos. No obstante, sí podemos establecer una serie de aspectos comunes que comparten los juegos. Siguiendo a Alonso (2012), en los juegos:
 

  • Existe un pacto grupal, es de obligatorio cumplimiento cuando se asume, pero se ha elegido libremente.

  •  

  • Hay incertidumbre, pues no sabemos qué va a pasar en el juego.

  •  

  • Existe actividad, porque la acción de jugar es observable.

  •  

  • Tiene carácter recreativo, pues es entretenimiento.

  •  

  • Está influido por el contexto sociocultural.

 
 

Tipos de juegos:

 
1

Siguiendo a Parlebas, podemos identificar 4 dominios de acción motriz según las relaciones establecidas entre los jugadores.
 

En primer lugar, encontramos las prácticas psicomotrices, conformadas por los juegos individuales en los que el individuo actúa en solitario. Un ejemplo de este tipo de juego es colocar un aro en el suelo y jugar a lanzar la pelota con el objetivo de que entre.
 

Por otro lado, encontramos los juegos sociomotrices en los que existe relación con otras personas. Dentro de este tipo de prácticas hay tres subgrupos:
 

  • Juegos de oposición, dos o más jugadores rivalizan por el objetivo del juego, como por ejemplo en el juego de robar colas.

  •  

  • Juegos de cooperación los jugadores colaboran para obtener un fin común, sin tener la oposición de ningún adversario, como jugar a intentar que un globo no caiga al suelo, o llegar a un número determinado de toques.

  •  

  • Por último, en los juegos de cooperación-oposición se colabora con los miembros de nuestro equipo, pero existe una relación de oposición con el resto de jugadores que no pertenecen a nuestro grupo. Un ejemplo de este tipo de juego es el mate o balón prisionero (Heredia y Duran, 2013).

 

Como podemos observar, la Educación Física tiene diferentes familias de juegos que propician y educan en diferentes tipos de relaciones entre los alumnos (Sáez De Ocáriz et al., 2014). No obstante, es preciso destacar que cada uno de estos dominios motrices tiene sus ventajas e inconvenientes.
 
 

Beneficios del juego:

 
2

Un estudio realizado por Steve Grineski mostró que la aparición de conductas prosociales, entendidas estas como comportamientos positivos para socializar con los demás, se veía muy favorecida si los niños practicaban juegos cooperativos en las escuelas. Además, en otro estudio posterior demostró que un programa de juegos cooperativos ayudaba a mejorar la socialización de niños entre 8 y 13 años con trastornos emocionales graves.
 

De igual forma, Arranz (2007) señala los beneficios de estos juegos para niños y niñas, destacando que: aumenta la confianza en ellos mismos y en los demás, ayuda a interpretar los comportamientos de las personas y a comunicarse con otros, a la vez que mejoran la capacidad para comprenderse a ellos mismos, desarrollan la responsabilidad grupal e individual y ayudan a superar miedos.
 

Otro de los beneficios más importantes es la de prevención de la obesidad infantil y mejora de la condición física, esto hará que los niños sientan especial interés por el deporte y la salud desde edades tempranas.
 
 

Padres y deporte infantil:

 
3

Es necesario que los padres participen positivamente en la educación deportiva de sus hijos. Se deben evitar conductas negativas como la de comentarios fuera de lugar a los niños que están practicando, y también a aquellos que no hacen decidido participar. A estos últimos deben motivarlos y fomentar su participación sin hacerles sentir mal.

 

En las actividades deportivas o en los juegos surgen emociones y lo mejor es que las disfruten sin más como niños que son y canalizar aquellas emociones negativas de manera correcta con una educación basada en valores.
 
 

Referencias:

 
Alonso, J. I. (2012). Juegos motores deportivos. Murcia: Diego Marín.
 
Arranz, E. (2007). Juegos cooperativos y sin competición para la educación infantil.
 
Heredia, J. y Duran, D. (2013). Aprendizaje cooperativo en educación física para la inclusión de alumnado con rasgos autistas.
 
Sáez De Ocáriz, U., Lavega, P., Lagardera, F., Costes, A. y Serna, J. (2014). ¿Por qué te peleas? Conflictos motores y emociones negativas en la clase de Educación Física: el caso de los juegos de oposición. Educatio Siglo XXI, 32(1), 71-90. doi: 10.6018/j/194091

 
 

¡Si te gustó, comparte!
 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

José Manuel Alcaraz

José Manuel AlcarazMi nombre es José M. Alcaraz (face JMAlcarazDietista) soy Graduado en CCsAFyD, y a la vez, T.S. de Dietética y Nutrición con clara orientación nutritalibana, poseo varios cursos relacionados con el sector como NSCA, entrenador y preparador físico de fútbol entre otros. Mi lema es “Deporte, filosofía de vida” y me apasiona todo lo relacionado con la nutrición deportiva, ayudas ergogénicas y patologías. En lo deportivo, haciendo especial atención al boxeo y entrenamiento con pesas sea cual sea el objetivo.

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR José Manuel Alcaraz