La carne de laboratorio llegará pronto a los supermercados

La carne de laboratorio llegará pronto a los supermercados

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

En 2013, el profesor Mark Post, del departamento de Fisiología Vascular de la Universidad de Maastricht presentó su nuevo proyecto que se basaba en la elaboración de productos cárnicos a partir de células madre extraídas de animales. El mismo año mostró la primera hamburguesa de ternera salida de un laboratorio mediante técnicas in vitro.

 

El descubrimiento levantó un gran interés en el mundo de la salud pública y la nutrición, pero en ese entonces, presentaba un gran inconveniente, los costes económicos que suponía la elaboración de este tipo de carne.

 

La primera hamburguesa costó unos 250.000 euros.

 
0

Tanto el equipo de Post como otras comunidades de científicos financiadas por grandes empresarios como Bill Gates, se pusieron a trabajar para lograr abaratar los costes de la elaboración, con la finalidad de que en un futuro, estos productos pudieran llegar a cualquier supermercado a precios competentes.

 

En la actualidad, a partir de una célula madre extraída de un animal se podían llegar a fabricar más de 2000 piezas de carne genéticamente idénticas a la carne de ese animal.

 

Además, no solamente se está trabajando con carne animal, sino también existen otros proyectos basados en varios tipos de pescados.

 

Recientemente, Post anunció que habían conseguido abaratar el precio de la hamburguesa a unos 10 euros. Añadió que tenían los métodos y la tecnología adecuada para lograr ponerla a precio de la carne convencional o incluso más barata, pero que solo necesitaban tiempo.

 

A raíz de estos progreso, Post anunció que en dos años, los primeros restaurantes de prestigio, empezarían a ofrecer en su carta las primeras piezas de carne elaboradas con carne sintética. También anunció que en menos de cinco años la carne llegaría a los supermercados lo que supondría un gran cambio en las industrias ganaderas.

 
 

¿Como se elabora la carne?

 
1

El proceso de elaboración de la carne, dura aproximadamente tres meses. Para su elaboración, se recolectan células madre de los músculos del animal mediante una biopsia. Las células madre se cultivan in vitro en un medio proteico sin aditivos ni conservantes,  hasta que crecen y se empiezan a reproducir formando un tejido muscular. Cuando eso ocurre, se estira la carne mediante dos soportes de velcro consiguiendo que las células, para adherirse unas a las otras, formen unos unos filamentos idénticos a los del tejido muscular del animal.

 
 

¿Tiene el mismo sabor y textura?

 
2

Más allá de los investigadores, pocas personas han probado esta carne ya que aún no está en el mercado. Sin embargo, todos ellos coinciden que la carne sintética presenta una textura muy parecida a la carne convencional.

 

En cuanto al sabor, la carne sintética parece ser más insípida que la carne tradicional ya que no contiene grasa ni sangre. No obstante, los científicos aseguran que se puede conseguir un buen sabor sin añadir aditivos perjudiciales para la salud, mezclando la carne con huevo, azafrán, u otras especias. Además, la carne resultante del proceso de elaboración in vitro es incolora por lo que se le añade jugo de remolacha u otros colorantes naturales para conseguir un aspecto más parecido a la carne tradicional.

 
 

¿Por que hay tanto interés en elaborar este tipo de carne sintética?

 
3

La OMS lanzó un mensaje de alerta a nivel mundial avisando que la demanda de alimentos aumentaría de forma considerable, incluso llegando a duplicarse, en los próximos 40 años por la explosión demográfica mundial. Eso suponía que alimentos como como la carne, con los métodos de producción actual, no se conseguiría cubrir el crecimiento de la demanda, y por lo tanto podrías convertirse en alimentos de lujo a precios muy elevados.

 

Los investigadores de carne sintética, aseguran que gracias a este tipo de carne, se conseguirá cubrir dicha demanda e incluso se podrá combatir contra el hambre en el mundo.

 

Otro punto de interés, es que con este tipo de carnes, se conseguiría reducir el número de industria ganadera actuales disminuyendo así el impacto medioambiental que estas suponen.

 

También se reduciría el número de animales que se matan y disminuiría la contaminación producida por emisiones de efecto invernadero.  Además, se conseguiría liberar una gran cantidad de campos de cultivo que actualmente están dedicados a la producción de ganado y se podrían utilizar para otros fines más sostenibles.

 

Sin embargo, su llegada al mercado será costosa ya que, como cualquier otro producto que se lanza al mercado, antes de venderlo, necesitarán la aprobación de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y tendrán que hacer frente a todos los obstáculos que les pongan uno de los sectores más influyentes en la economía actual, el de las industrias cárnicas.

 
 

¡Si te gustó, comparte!
 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Pau Garcia López

Pau Garcia LópezMi nombre es Pau Garcia López. Siento un gran interés por el mundo de la nutrición y en especial, por los efectos de los alimentos en nuestro organismo. Estudié el grado superior de dietética y al terminarlo me uní a la comunidad de BePMF, de la cual, actualmente formo parte. Me considero una persona que le gusta estar enterado de las últimas noticias, investigaciones y estudios sobre este campo. Y siempre con la idea: Si eres lo que comes, ¿qué te gustaría ser?

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Pau Garcia López

Escríbe Un Comentario

5 × dos =