La importancia de los descansos en la dieta

La importancia de los descansos en la dieta

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

Sin duda, para que una dieta sea efectiva y se consigan lograr los objetivos por la cual se realiza, debe estar adaptada a las necesidades de la persona en cuestión así como a su actividad diaria, sus gustos nutricionales y su disponibilidad horaria para realizar las diferentes comidas.

 

Aun así, hay un factor más determinante a la hora de conseguir que una dieta sea realmente efectiva. Se trata de la facilidad que tiene la persona para adaptarse a esa dieta y seguirla día a día sin que eso se convierta en un problema que termine por abandonarla.

 

La gran parte de las personas que empiezan una dieta la dejan antes de los 6 meses. Es por eso, que la ciencia siempre ha buscado algún mecanismo que facilite el seguimiento de dichas dietas.

 
Captura

En este artículo, hablaremos de un descubrimiento publicado recientemente donde se aprecia la importancia de los descansos en la dieta tanto para minimizar la tasa de abandono como para aumentar el éxito de esa misma dieta, aumentado la pérdida de peso.

 
 

El MATADOR

 

Aunque el nombre pueda engañar, bajo estas siglas se esconde uno de los descubrimientos sobre la nutrición humana más sorprendentes y impactantes del 2017.

 

Las siglas hacen referencia a Minimising Adaptive Thermogenesis And Deactivating Obesity Rebound y es un estudio, publicado en la prestigiosa revista International Journal of Obesity.

 

El estudio tenía como objetivo analizar cómo afectan los descansos en la dieta y si estos mismos, eran útiles para conseguir disminuir las adaptaciones metabólicas y conseguir así, evitar el estancamiento durante la fase de pérdida de peso para lograr una mayor pérdida.

 

¿Como se hizo?

 

Para ello, buscaron 51 sujetos que compartían una característica común, presentaban un IMC superior a 30, lo que se considera obesidad. Dividieron estos sujetos en dos grupos para lograr analizar el impacto de los descansos.

 

  • – Grupo CON: Realizaron una dieta con un déficit del 33% respecto a sus necesidades de calorías diarias. Este déficit se mantuvo durante un periodo de 16 semanas seguidas y posteriormente se realizaron 8 semanas de mantenimiento para valorar los resultados.

  •  

  • – Grupo INT: Realizaron una dieta con un déficit del 33% respecto a sus necesidades calóricas diarias. A diferencia del grupo CON, estos seguían la dieta durante 2 semanas y posteriormente hacían 2 semanas de una dieta de mantenimiento. Repitieron este proceso durante 30 semanas, 16 con déficit del 33% y 14 en mantenimiento y finalmente añadieron otras 8 semanas de mantenimiento (al igual que el grupo CON) para poder valorar los resultados.

 

Para lograr mantener el déficit de 33% durante todo el proceso, cada 4 semanas recalculan las necesidades calóricas. Además para lograr mantener durante todo el proceso un control exacto sobre las comidas y sobre las calorías que consumía cada participante, se les enviaba a casa las distintas comidas que debían hacer a lo largo del día.

 

¿Cuales fueron los resultados?

 
2

Como se puede apreciar en la imágen, el grupo INT, consiguió una mayor reducción de peso pasadas las 16 semanas de dieta con déficit de 33%, es decir, el grupo que cada 2 semanas de dieta restrictiva, hacía 2 semanas de dieta de mantenimiento, consiguió perder un 50% más de peso que el grupo que siguieron la dieta restrictiva de forma continuada.

 

Es cierto que el grupo INT al incorporar cada 2 semanas de restricción, 2 de mantenimiento, tardó prácticamente el doble de semanas (30) en lograr las 16 semanas de restricción. Aún así el déficit calórico al final del experimento para ambos grupos fue el mismo y los resultados muy diferentes.

 

Además, una vez finalizado el experimento, los investigadores decidieron, pasado 6 meses, analizar cómo había sido “el efecto rebote” de los participantes al volver a sus hábitos alimenticios habituales.

 
3

Descubrieron que el grupo INT había mantenido mucho mejor el peso que había perdido durante el experimento ya que tan solo recuperaron el 30% de su peso respecto al 70% que habían recuperado los del grupo CON.

 

Por último, otro factor a tener en cuenta, es la facilidad que habían tenido los participantes a la hora de seguir la dieta. El estudio menciona que los participantes del grupo INT habían conseguido llevar la dieta mucho mejor que los del grupo CON.

 

¿Por que consiguieron perder más peso?

 

Con los descansos en la dieta, el grupo INT consiguió minimizar las adaptaciones metabólicas y fisiológicas que sufre nuestro cuerpo cuando seguimos durante un largo periodo de tiempo, una dieta con déficit calórico.

 

Los participantes del grupo INT, una vez finalizadas las 30 semanas de estudio, se les detectó unos mayores niveles de leptina (hormona vinculada a la saciedad), tiroides y una mejor regulación de las hormonas sexuales. Además, presentaron unos niveles de cortisol más bajos y unos niveles de grelina (hormona vinculada al hambre) más controlados respecto a los participantes del grupo CON.

 

Por tanto los participantes que siguieron la dieta con el déficit calórico de forma continuada (grupo CON) sufrieron una mayor reducción metabólica.

 
4

Además, psicológicamente los participantes del grupo INT se sintieron mucho más motivados y de mejor humor y gracias a los etapas de descanso, consiguen recargar su energía y su fuerza de voluntad para seguir con el siguiente periodo de déficit calórico.

 
 

Conclusión:

 

Hacer cortos descansos con dietas de mantenimiento durante un proceso de pérdida de peso con dietas hipocalóricas puede mejorar la pérdida de peso mediante una mejor regulación metabólica y una mejor predisposición psicológica a esa dieta.

 
 

¡Si te gustó, comparte!
 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Pau Garcia López

Pau Garcia LópezMi nombre es Pau Garcia López. Siento un gran interés por el mundo de la nutrición y en especial, por los efectos de los alimentos en nuestro organismo. Estudié el grado superior de dietética y al terminarlo me uní a la comunidad de BePMF, de la cual, actualmente formo parte. Me considero una persona que le gusta estar enterado de las últimas noticias, investigaciones y estudios sobre este campo. Y siempre con la idea: Si eres lo que comes, ¿qué te gustaría ser?

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Pau Garcia López