LAS HORMONAS Y TU ESTILO DE VIDA

LAS HORMONAS Y TU ESTILO DE VIDA

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

¿POR QUÉ SON TAN IMPORTANTES EL ENTRENAMIENTO, LA ALIMENTACIÓN Y EL DESCANSO PARA EL SISTEMA HORMONAL?

 

ENTRENAMIENTO DE MUSCULACIÓN:

 

1- Mejora las funciones hormonales. Incrementa la cantidad de hormonas que circulan por la sangre y hace que tus órganos sean más receptivos a ellas, consiguiendo que éstos funcionen mejor, así como tu estado físico y anímico en general.
 
2- Mejora el flujo sanguíneo. Cuando practicamos ejercicio nuestros músculos necesitan un aporte extra de nutrientes, oxígeno, etc., para que no carezcan de nada.
 
a- Para ello, se libera la hormona adrenalina que hace que el corazón bombee más sangre. Además, se producen cambios en nuestro sistema circulatorio, ya que la adrenalina ensancha los vasos sanguíneos.
 
b- Se incrementa la cantidad de sangre en el cuerpo incluso una vez finalizado el mismo.
 

Todo esto favorecerá un aporte extra, necesario y suficiente de sangre (con nutrientes y oxígeno) que permitirá que nuestros músculos trabajen y se recuperen mejor.

 
3- Mejora nuestra sensibilidad a la insulina disminuyendo la glucosa en sangre. Como expliqué en el artículo sobre diabetes, niveles altos de insulina en sangre sostenidos en el tiempo disminuyen la sensibilidad de ésta y pueden causar dicha enfermedad. La insulina regula los niveles de glucosa en sangre, transportándola a los órganos que la necesiten para usarla como energía, como en este caso serían los músculos. Practicar ejercicio físico incrementa la sensibilidad a la insulina, es decir, la capacidad que tienen nuestros órganos para captarla, disminuyendo así la cantidad de insulina que circula por la sangre. Esto sucede porque cuando practicamos ejercicio los músculos necesitan glucosa durante y después del entrenamiento para trabajar bien, favoreciendo así nuestra sensibilidad de insulina hasta estando en reposo.
 
4- Tasa metabólica basal. Este concepto hace referencia a la cantidad de calorías que quema tu organismo estando en reposo, como os hablé en el artículo “Como quemar calorías sin dieta”. El ejercicio físico incrementa los niveles de testosterona y de tiroxina, ambas hormonas aceleran el metabolismo e incrementan la masa muscular, incrementando así la tasa metabólica basal y favoreciendo el control de peso.
 
5- Efectos en la mente. Los efectos psicológicos que produce el ejercicio saltan a la vista ya que, ¿Quién no se siente mejor después de realizar una sesión de entrenamiento? Esto es debido a que los niveles de endorfinas se incrementan exponencialmente, y estas hormonas están encargadas de bloquear la sensibilidad al dolor y reducir los niveles de ansiedad y tensión. Además, el incremento de testosterona aumenta también la confianza y la libido.
 
 

ALIMENTACIÓN:

 

La relación entre alimentación y hormonas daría para realizar un artículo entero, y en un futuro lo haré, ya que una buena alimentación es básica para un correcto funcionamiento hormonal. Hoy simplemente citaré algunos alimentos que ayudan a regular nuestro equilibrio hormonal y que debemos introducir en nuestra alimentación:

 
1- Aceite de coco. Rico en ácidos grasos de cadena media, regulan los niveles de azúcar en sangre promoviendo un correcto funcionamiento de la tiroides.
 
2- Cerezas. Contienen melatonina, que es una hormona que favorece el descanso y retrasa en envejecimiento.
 
3- Setas. Son ricas en zinc, un mineral muy importante para los niveles de testosterona.
 
4- Albahaca. Es un gran aliado para nuestras hormonas ya que es un adaptógeno, es decir, regula y estabiliza las funciones del cuerpo, disminuyendo también los niveles de cortisol.
 
5- Semillas de chía. Son ricas en omega 3 y ácidos grasos, los cuales favorecen la producción de hormonas.
 
6- Brócoli. Regula la segregación de estrógenos.
 
7- Nueces. Incrementan los niveles de melatonina, favoreciendo el sueño y el sistema inmunológico, y la serotonina, mejorando el estado de ánimo.
 
8- Yemas de huevo. El colesterol es muy importante para la liberación de hormonas como la testosterona.
 
 

DESCANSO:

 

Actualmente, nuestra vida está sometida a un estrés constante. Comemos rápido, dormimos menos de lo debido, trabajamos bajo presión, etc., una serie de factores que sostenidos en el tiempo pueden acabar dañando nuestro sistema hormonal.

 

Las glándulas suprarrenales producen hormonas sexuales, la adrenalina y el cortisol (hormona que responde al estrés). Cuando sometemos al organismo a un estrés constante cambiamos de humor, aumentamos de peso, nos volvemos más irritables, el sistema inmune se debilita, etc., Muchos de estos sucesos son debidos a un desarreglo hormonal que se puede sanar descansando y durmiendo lo suficiente,  para controlar los niveles de estrés y mantener los niveles de cortisol estables y adecuados y así evitar los efectos dañinos que puede ejercer en nuestro organismo.

 

Además, cuando descansamos hay tres hormonas que se liberan principalmente, que son necesarias para nuestro organismo y que si no descansamos bien no las segregamos de forma adecuada:

 
1- Hormona de crecimiento. Es una hormona que estimula el crecimiento y mantiene nuestros huesos y músculos sanos. Además, esta hormona disminuye la cantidad de tejido graso que tenemos.

 
2- Testosterona. Es secretada por hombres (testículos) y mujeres (ovarios) y es muy importante para la salud del sistema inmunológico y óseo y para sentirnos vitales.

 
3- Eritropoyetina. Estimula la producción de células rojas sanguíneas por la médula espinal, las cuales distribuyen el oxígeno por todo nuestro cuerpo y recogen el dióxido de carbono (a eliminar) de los tejidos.

 

Como todos los sistemas del cuerpo, debemos cuidarlos ya que nos van a aportar muchos beneficios en nuestra vida diaria. Debido a nuestros días tan activos podemos pasar por alto cosas tan importantes como la alimentación y el descanso, por eso de vez en cuando debemos parar a escucharnos y a conectar nuestra MENTE con el CUERPO, así la salud estará asegurada.

 

SECCIÓN CUERPO

 

No te pierdas otros interesantes artículos de esta sección:

 
SISTEMA NERVIOSO
 
SISTEMA MUSCULAR PARTE 1
 
SISTEMA MUSCULAR PARTE 2
 
SISTEMA ÓSEO PARTE 1
 
SISTEMA ÓSEO PARTE 2
 
SISTEMA DIGESTIVO PARTE 1
 
SISTEMA DIGESTIVO PARTE 2
 
DIABETES
 
¿CONOCES TU SISTEMA HORMONAL?
 
 

¡Si te gustó, comparte!
 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Diana Alarcon Aris

Diana Alarcon ArisSoy Diana Alarcón Arís, tengo 25 años. Graduada en Biotecnología, máster en Neurociencias y actualmente realizo un doctorado de biomedicina, concretamente en el campo del Parkinson. Desde muy pequeña, el cuerpo humano es algo que me apasiona y, consecuentemente, la nutrición y el deporte, ya que son dos grandes pilares para el cuerpo y la salud. Amo transmitir mis conocimientos y ayudar, y mi finalidad siempre es que aprendamos a entender nuestro cuerpo y a escucharlo y tratarlo como es, una bomba de vida que hay que cuidar y respetar.

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Diana Alarcon Aris