Lo que quizás no sabías acerca el aspartamo

Lo que quizás no sabías acerca el aspartamo

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

 

En este artículo hablaremos sobre el aspartamo, el principal edulcorante acalórico presente en la gran mayoría de refrescos “light” que consumimos. Se trata de uno de los edulcorantes más polémicos comercializados y sin embargo, es el preferido por las grandes empresas industriales.

 

¿Que es el aspartamo?

 

El aspartamo es una molécula compuesta por 2 aminoácidos, el ácido aspártico y la fenilalanina. Se comercializa como un compuesto en polvo, blanco e inodoro.

 

Fue descubierto en 1965 por James Schlatter al humedecerse los dedos después que se le derramara en las manos un compuesto con el que trabajaba. 4 años más tarde, anunció que había encontrado un compuesto que endulzaba mucho más que el azúcar. A principios de los años 80 se empezó a popularizar su uso y unos años más tarde fue autorizado definitivamente en Europa bajo el nombre de E-951.

 

¿Por que es tan polémico?

 
Captura

Al dispararse las ventas, empezaron a aparecer las preocupaciones sobre si realmente el aspartamo era saludable o no. Empezaron a aparecer los primeros “estudios”, que aunque no tenían mucho rigor científico, concluyan que el aspartamo estaba vinculado con las migrañas, daños cerebrales, epilepsia, infertilidad o daños en el hígado. Incluso, un estudio realizado por la fundación italiana Ramazzini con roedores en 2005, concluyó que podía provocar cáncer.

 

Las críticas al aspartamo fueron tales, que en el 2013 la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) se vió obligada a realizar un estudio minucioso para valorar si realmente las cualidades peligrosas para la salud que se le atribuya al aspartamo eran ciertas o no.

 

EFSA concluyó que las dosis en que se comercializaba este edulcorante eran inocuas para la salud tanto a corto como a largo plazo siempre y cuando se respetara dicha dosis. Para ello, estableció una IDA (Ingesta Diaria Admisible).

 

IDA (INGESTA DIARIA ADMISIBLE)

 

La IDA (Ingesta Diaria Admisible) es un índice que mide el grado de peligrosidad de los aditivos alimentarios, es decir, es un índice que mide la cantidad, en miligramos, de un aditivo que se puede ingerir a diario, durante toda la vida de una persona, sin que llegue a representar un riesgo apreciable para la salud.

 

El aspartamo tiene una IDA de 40 mg/Kg/día lo que supone que un adulto de 80 Kg puede consumir 3200 mg al día (lo que vendrían a ser unas 12 latas de refresco light) sin preocuparse por posibles efectos perjudiciales sobre su salud.
 
Comparándolo a los 4 mg/Kg/día de la stevia podemos ver que el grado de peligrosidad del aspartamo es 10 veces más elevado que el de la stevia, es decir, con menos cantidad de stevia llegamos antes a la cantidad, a partir de la cual, no se ha podido demostrar su total seguridad para nuestra salud.

 

EL ASPARTAMO SE METABOLIZA A METANOL

 

Como hemos comentado, el aspartamo es una molécula compuesta por dos aminoácidos unidos (dipéptido), el ácido aspártico y la fenilalanina. Cuando se digiere en nuestro organismo, la molécula se rompe, y sus dos aminoácidos se separan, y se absorben de igual forma que harían los aminoácidos procedentes de la carne, la leche, los pescados, cereales etc. De la molécula de aspartamo también se forma una pequeña parte de metanol que se absorbe y metaboliza en nuestro organismo.

 

El metanol es un alcohol conocido por ser un líquido tóxico, venenoso e inflamable a grandes cantidades. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que, como todo en la nutrición, depende de la dosis, y la cantidad de metanol generada, con una utilización moderada de aspartamo no es suficiente para ser un riesgo sobre la salud. Es más, un estudio demostró que se genera más metanol al comer 2 manzanas (debido a la degradación de la fibra en el intestino grueso) que una lata de refresco light que contenga dicho edulcorante. (1)

 

PUEDE AUMENTAR EL HAMBRE Y EL APETITO

 
Captura

Numerosos estudios relacionan la utilización de aspartamo con un aumento del apetito (2) y del hambre (3) lo que tiende a aumentar el consumo de alimentos (4). Actualmente se desconoce el motivo concreto de este efecto. Hay múltiples hipótesis, siendo la de más aceptada, la que explica este fenómeno como un desequilibrio de nuestro organismo entre el sabor dulce y la afluencia de calorías lo que podría dar lugar a una respuesta contradictoria de ayuno que aumenta el apetito.

 

En cualquier caso, paradójicamente un consumo excesivo de aspartamo para evitar las altas ingestas de azúcar podría inducir igualmente, a un aumento del peso corporal.

 

NO COCINAR CON ASPARTAMO.

 

Muchas veces se utilizan los edulcorantes no nutritivos para elaborar recetas, bizcochos o repostería con el fin de no añadir, o disminuir, la cantidad de azúcar utilizada y mantener un sabor dulce. El aspartamo, no se recomienda su uso para cocinar, pues puede originar un sabor amargo a altas temperaturas debido a que, como he dicho anteriormente, está compuesto por dos aminoácidos.

 

Para todas las elaboraciones que requieren de cocción, los edulcorantes recomendados son el acesulfame K y la stevia ya que son las que mejor resisten a las altas temperaturas y no modifican su estructura química.

 

FENILCETONURIA Y ASPARTAMO

 
Captura

La fenilcetonuria es una alteración del metabolismo que ocasiona que el organismo no pueda metabolizar la fenilalanina (aminoácido) en el hígado debido a la falta de la enzima fenil alanín hidroxilasa (FAOH) lo que provoca que se acumule excesivamente en el organismo. En altas concentraciones y sin la presencia de esta enzima la fenilalanina actúa como neurotóxico lo pueda llegar a dar lugar a una discapacidad mental.

 

El aspartamo al ser un compuesto entre fenilalanina y ácido aspártico debe ser completamente evitado para todos los fenilcetonúricos

 

BIBLIOGRAFÍA

 

1- Lindinger et Endogenous Production of Methanol after the Consumption of Fruit
2- Rogers PJ, Blundell JE Separating the actions of sweetness and calories: effects of saccharin and carbohydrates on hunger and food intake in human subjects . Physiol Behav. (1986)
 
3- Tordoff MG, Alleva AM Oral stimulation with aspartame increases hunger . (1990)
 
4- Lavin JH, French SJ, Read NW The effect of sucrose- and aspartame-sweetened drinks on energy intake, hunger and food choice of female, moderately restrained eaters . Int J Obes Relat Metab Disord. (1997)

 
 

¡SI TE GUSTÓ, COMPARTE!

 
 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

SOBRE EL AUTOR

Pau Garcia López

Pau Garcia LópezMi nombre es Pau Garcia López. Siento un gran interés por el mundo de la nutrición y en especial, por los efectos de los alimentos en nuestro organismo. Estudié el grado superior de dietética y al terminarlo me uní a la comunidad de BePMF, de la cual, actualmente formo parte. Me considero una persona que le gusta estar enterado de las últimas noticias, investigaciones y estudios sobre este campo. Y siempre con la idea: Si eres lo que comes, ¿qué te gustaría ser?

AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS POR Pau Garcia López